La ciudad

Día del Amigo: más allá de la crisis, los gastronómicos aguardan con optimismo

Ya hay un 90 por ciento de reservas en los restaurantes de los corredores de avenida Pellegrini, Pichincha y la ribera central.

Jueves 19 de Julio de 2018

Afirmando la tendencia de los últimos años, los rosarinos recurrirán a un amplio abanico de opciones y utilizarán un extenso rango horario para festejar el Día del Amigo. Ese tablero de posibilidades incluyen desayunos, almuerzos, cervezas de tardecita, y también cenas con platos más elaborados. Y de acuerdo a lo que esperan los representantes del sector gastronómico local, ya desde hoy comenzarán las reuniones que se desarrollarán hasta el domingo, cuando terminan las vacaciones de invierno. De esa manera, parece que los vecinos de esta ciudad acomodarán las celebraciones a sus bolsillos, a sus gustos, y a sus disposiciones.

Con alrededor de un 90 por ciento de reservas para la noche de mañana, en los bares y restaurantes más importantes de los principales corredores gastronómicos, y con menúes que oscilan entre los 280 pesos y 450 pesos, los rosarinos le rendirán culto nuevamente a este rito que describe la raíz sentimental de los que nacieron, estudian, trabajan o pasan por esta ciudad.

Más allá del palpable escenario de crisis económica que atraviesa el país, todo indica que los rosarinos saldrán a festejar igual el Día del Amigo. Muy probablemente con presupuestos más ajustados, profundizando más la búsqueda del lugar y con espíritu más gasolero, pero siempre con esa necesidad de reunión alrededor de una mesa, para alzar una copa y brindar por lo que vendrá.

Por eso, los empresarios del rubro aguardan un fin de semana con mucho movimiento en la ciudad. Y subrayan que en esta ocasión, al coincidir con las últimas horas del receso de vacaciones de invierno, eso desembocará en mayores festejos y genera mejores expectativas en los comerciantes.

Este oasis del Día del Amigo arribará en un momento oportuno para remontar un año repleto de complicaciones para muchos rubros, incluido el gastronómico.

"Este año lo esperamos con mucho optimismo", señaló Carlos Mellano, vicepresidente de la Asociación Hotelero Gastronómica de Rosario, quien reconoció que los festejos en nuestra ciudad "se van fraccionando la demanda cada vez más, no se desarrolla todo en una sola noche. Hay una efecto derrame importante y lo vemos con expectativas".

Mellano recordó que esta curiosa modalidad se comenzó a instalar en la temporada 2009 y no se detiene. De la misma manera, admitió que en los años anteriores se profundizó la tendencia de juntarse a desayunar, merendar, o a tomar cerveza a la tardecita. "Sin dudas las restricciones económicas son las que dominan estas salidas. Pero estamos en vacaciones y el rosarino disfruta esta fecha, tanto los chicos como los más grandes", se encargó de resaltar.

En tanto, aseguró que los comercios de los principales corredores gastronómicos ubicados en avenida Pellegrini, Pichincha y el río, cuentan con un alto porcentaje de reservas. "Para el viernes (mañana) a la noche tenemos una reserva que ronda el 90 por ciento en restaurantes, así que estamos con expectativas. Esperemos que lo climático nos ayude", confió Mellano.

Garantizan movilidad

Teniendo en cuenta esta celebración, la Municipalidad dispuso un diagrama de transporte para garantizar que los rosarinos puedan trasladarse durante estos festejos. Por eso, hoy, mañana y pasado estableció la obligatoriedad de la prestación mínima del servicio público de taxis y remises. Asimismo, destacó que se colocarán refuerzos en el transporte urbano de pasajeros, y aclaró que el sistema público de bicicletas Mi Bici Tu Bici funcionará con normalidad.

En ese marco, precisó que las empresas prestatarias dispondrán refuerzos especialmente en el lapso de mayor movimiento, desde mañana, a las 21, y hasta pasado, a las 3 de la madrugada.

Vale recordar que ante cualquier duda, los ciudadanos pueden realizar el reclamo a través la Línea de Atención al Ciudadano 147, que monitoreará en forma continua el funcionamiento del servicio.

Un buen antecedente

Vale recordar que las celebraciones del año anterior se desarrollaron de manera tranquila y las autoridades locales expresaron un balance de conformidad. En aquella ocasión, desde la Secretaría de Control y Convivencia destacaron que "no hubo incidentes importantes", y resaltaron que la detección de alcohol al volante "fue muy baja". Más allá de que hubo un gran movimiento en bares y restaurantes, no se registraron inconvenientes de consideración. El año pasado, se realizaron 459 controles de alcoholemia, y sólo 6 dieron positivos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario