La ciudad

"Creer o reventar", la frase más escuchada

Entre los relatos recolectados en la parroquia hay muchos que aseguran haber sanado por mediación del padre Ignacio.

Sábado 31 de Marzo de 2018

Entre los relatos recolectados en la parroquia hay muchos que aseguran haber sanado por mediación del padre Ignacio. Es el caso de Javier, de 43 años, quien vive en Granadero Baigorria y conoció al srilanqués por su esposa. Señala que tuvo una grave fractura expuesta de tobillo y los médicos le dijeron que no podría volver a caminar con normalidad. "Me dio para hacer unos rezos y plegarias y me dijo que lo iba a lograr. Hoy camino perfectamente", remarca. También dice que junto a su pareja estuvieron muchos años intentando ser padres y no lo conseguían. "Mi mujer vino a verlo y quedó embarazada al poco tiempo. En algunos meses voy a ser padre", indica y los ojos se le llenan de lágrimas. "El abrió mi mente y mi corazón. Su palabra es un calmante para el alma", dice y cuenta que pasa un rato por la parroquia "todos los días".

Julio (63), vive en Rosario, pero es de Resistencia, Chaco. Lo acercó su hijo, que es uno de los colaboradores del lugar. "Yo estuve muy mal, enfermo y deprimido, y él me levantó. Pasé por muchos médicos y no descubrían qué tenía después de hacerme decenas de análisis. No podía comer ni caminar. Había tenido que dejar de trabajar, porque reparo neumáticos de camiones y no podía ni levantar los brazos. Vine a verlo a Ignacio, él me agarró el cuello y me dijo que no era nada grave, que vuelva del médico. Me hicieron el examen del yodo y me dio que tenía problemas en la tiroides", recuerda. Y cuenta además que la esposa de su hijo, que tiene 37 años, estuvo casi 10 tratando de quedar embarazada. "El padre le dijo que tenía que seguir intentando, pero con menos ansiedad: hace una semana nació mi nieto. El es un grande, él me dio la fuerza y la fe que ya no tenía", reconoce.

El hombre detalla cómo es ser recibido por Peries: "Te mira, te toca y te abraza. Pero también puede saber si anda algo mal sólo con ver una foto. Si te dice que pidas un turno es porque algo anda mal. Te hace rezar tocándote la parte afectada, te recomienda tomar agua, pero también te dice que vayas al médico si es algo grave, no te vas a curar solo", revela.

"Tiene un don", opina Julio, que dice haber llevado conocidos, amigos y a toda su familia del Chaco. "Atiende a todos y a todos les da en la tecla. A un vecino mío le tocó el hígado y le dijo que el problema lo tenía ahí, cuando los doctores no encontraban qué tenía. Hoy está sano. Es creer o reventar", dice repitiendo una de las frases más escuchadas de la madrugada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario