La ciudad

Clubes de fútbol infantil alertan sobre la violencia que rodea a las canchas

El caso del nene herido por una bala antes de comenzar un partido puso en evidencia el difícil contexto de las barriadas en las que se juega.

Martes 20 de Agosto de 2019

"¿Qué pasaría si cada club dejara de existir? Habría cientos de pibes dando vueltas por las calles de los barrios. Hoy las instituciones estamos sin ayuda del Estado, no sólo por la seguridad sino por todo". Con estas palabras, el presidente del Club Banco e integrante de la Asociación Rosarina de Fútbol, Alberto Massari, puso el eje en el difícil contexto que sufre el deporte en los entornos "cada vez más complicados, donde la violencia está en la sociedad y no en los clubes de fútbol, que están ajenos a esta situación".

La bala perdida que alcanzó a Benjamín Biñale, de tan sólo 8 años, mientras estaba en el predio del club Pablo VI el sábado pasado sigue causando conmoción y preocupación en la opinión pública.

El nene categoría 2011 del Club 7 de Setiembre estaba realizando movimientos precompetitivos en Garzón y Seguí cuando se desplomó al piso y empezó a sangrar en su cabeza. Recién en el Hospital de Niños Vilela los estudios confirmaron que un proyectil le había ingresado en el cráneo.

El niño permanece hemodinámicamente estable y en coma farmacológico. Estas 48 horas serán clave para analizar si el edema cede y para evaluar si necesitará ser sometido a una nueva intervención quirúrgica.

No fue el único Benjamín alcanzado por las balas. Otro pibe de idéntico nombre pero de apellido Palacios salvó su vida de milagro cuando un 24 de marzo de 2016 quedó atrapado en una balacera narco. Un proyectil le perforó la pierna derecha cuando estaba jugando al fútbol en Defensores de América, en Parque Casas.

Flagelo

Al Vilela ingresaron en 2017 un total de 23 niños baleados. Al año siguiente fueron 17 y en lo que va de 2019 ya son 16. Balas por todos lados, que esta vez ingresaron al "mundo del fútbol infantil".

Allí participan 70 divisiones con chicos entre 5 a 11 años. Luego están las inferiores que aglutinan a preadolescentes y adolescentes. "Nos solidarizamos con la familia de Benjamín y además esto que le pasó es ajeno a los clubes y al fútbol, que no tiene ámbitos violentos porque al año se juegan 40 mil partidos y los incidentes son esporádicos", señaló Massari.

Tras separar las aguas entre la actividad y dónde se desarrollan, el dirigente local hizo referencia a los entornos de las canchas. "Es la sociedad la que está degradada, porque la inseguridad está latente para un chico, para un taxista, para quien anda en la calle. Los clubes han sufrido robos seguramente de quienes viven cerca y hasta asisten a esas instituciones", reflexionó.

En medio de estas "cosas inexplicables", el presidente de Banco recordó que los clubes se encuentran "desprotegidos" de las coberturas nacionales, provinciales y municipales. "No hay asistencia gubernamental, cada club está librado a que avance a pulmón cuando en realidad allí se contiene a los pibes. Así estamos, sin ayuda no sólo por la seguridad, sino por todo", lamentó.

En relación a las demoras en la asistencia a Benjamín minutos después de recibir el proyectil en la cabeza, Massari consideró "matemáticamente imposible" disponer de una ambulancia por predio. Según precisó, cada fin de semana el fútbol infantil se juega en 35 canchas, a las que se agregan otras 25 de las inferiores.

"Serían 60 ambulancias, ojalá las pudiésemos tener. Cuando ocurre algún caso se llama a la empresa de emergencias y luego se deriva al jugador a donde indiquen sus padres", dijo.

Tras remarcar que lo ocurrido el sábado fue un acto "totalmente ajeno a la práctica del deporte, sino de un loco que produce una barbarie y jala del gatillo", Massari volvió a lamentarse por lo ocurrido a la familia Biñale para remarcar: "El fútbol es un ambiente sano, donde contenemos a los chicos a través de la pelota, no tienen la culpa ni los clubes ni la Rosarina sino lamentablemente la sociedad donde vivimos".

Fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron que no hubo registro en el 911 de detonaciones en la zona de Pablo VI, para estimar que habría sido un disparo al aire el que impactó a Benjamín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS