La ciudad

Chequean el estado de la costa central para evitar más derrumbes

El sábado pasado colapsó un amplio sector de mesas y parrilleros del club Mitre. Debido a eso Defensa Civil intensificó los controles.

Lunes 27 de Abril de 2020

El derrumbe de un sector de mesas y parrilleros del club Mitre el sábado pasado, producto de la bajante del río, encendió la alarma en el municipio, que tomó intervención en el lugar y mira de cerca otras zonas donde se produjeron fenómenos similares en los últimos años.

La caída al agua de un 20 de por ciento del espacio para los socios del club derivó en la clausura preventiva del lugar, definida por el área técnica de la Dirección de Inspecciones. El mismo día se produjo un importante desmoronamiento en el paseo ribereño de Puerto Gaboto, en adyacencias del río Coronda, donde se abrió una grieta de 150 metros de largo y 10 de profundidad.

Producto de estos hechos, Defensa Civil puso en marcha un relevamiento de la costa rosarina en sectores que tuvieron deslizamientos en años anteriores. La idea es observar si hay alguna señal de riesgo, que por el momento no ha aparecido. Tampoco hay denuncias en el 103 de episodios de ese este tipo en los espacios públicos a la vera del río Paraná.

mitre04.jpg

"En general los desprendimientos se producen en ciclos de crecida, por la fuerza del agua y la erosión. La bajante también tiene una influencia sobre la costa, ya que la ausencia de la masa de agua quita la presión que ejerce y genera que dependiendo del tipo de suelo pueda ceder. En este caso estaba construido sobre arena", explicó el subdirector Defensa Civil de Rosario, Gonzalo Ratner.

En la mira

De cuatro años a esta parte, en la zona de costa alta y costa central, se han producido algunos hundimientos y derrumbes, por lo cual la verificación es más exhaustiva en esos puntos. Los episodios más importantes se produjeron en la zona de edificios de Puerto Norte, y en el paseo de Costa Alta.

En el parque de Colectividades no hubo derrumbes, pero han aparecido hundimientos menores cerca de la costa sin trascendencia mediática. Ese lugar también fue parte del chequeo.

En febrero de 2016, en el sector de Costa Alta llamado Paseo del Caminante, en la zona norte de la ciudad, la importante crecida del río, sumado a un intenso temporal, generó el hundimiento de la calzada peatonal en un tramo del recorrido. La acción del agua "aflojó" la protección del terraplén, produciendo un socavón, y el lugar permaneció cerrado durante varios meses para su refacción.

mitre03.jpg

En abril de 2016 hubo otro episodio en el predio de Forum Puerto Norte. La denunció llegó de forma telefónica, Defensa Civil hizo la inspección y la empresa tomó su resolución, porque estaba en obra.

El mismo mes, en la localidad de San Lorenzo se cayó un sector de 80 metros del Paseo de la Libertad, sobre la ribera del Campo de la Gloria. La majestuosa estructura de cemento, inaugurada tan solo siete años atrás, cedió y produjo un gran hueco que dejaba ver el río.

Las autoridades argumentaron que se debió a un socavamiento a causa de la marcada crecida del Paraná que había empezado en 2015, las intensas lluvias y el oleaje de los barcos. La obra de reconstrucción aún no ha sido terminada.

Uno de los casos más recordados en Rosario fue el que tuvo lugar en parque España en marzo de 2005, cuando cedieron 500 metros cuadrados, dejando cinco personas accidentadas. El daño estructural que sufrió el lugar, producido por el colapso de los centenarios pilotes de madera sobre los que estaba montado un sector, requirió de una monumental obra nueva que se erigió sobre bases de hormigón y fue inaugurada en 2010, cuando Miguel Lifschitz era intendente.

mitre02.jpg

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario