La ciudad

Bullrich espera mayor colaboración de los jueces para combatir el delito

La ministra de Seguridad de la Nación se quejó de que en Rosario han tenido "algunos desencuentros" a la hora de desarticular bandas de narcomenudeo

Domingo 27 de Mayo de 2018

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, señaló ayer que mañana hablará con los jueces federales de Rosario para pedirles que "acompañen el esfuerzo operativo", ya que admitió han tenido "algunos desencuentros en cuanto a la rapidez con que otorgan las órdenes de allanamiento para desarticular bandas que se dedican al narcomenudeo". En tal sentido, dijo que lo que está sucediendo en la zona sur de la ciudad es "de extrema gravedad".

La funcionaria llegará mañana a esta ciudad para brindar detalles del operativo que durante tres meses llevarán adelante 300 gendarmes en las zonas más calientes de Rosario. De hecho, confirmó que las tropas llegarán hoy y ya mañana estarán operativas.

En diálogo exclusivo con

La Capital, la ministra adelantó que mañana también se presentarán detalles de "un plan especial de seguridad para las zonas de río", que consistirá en "reforzar el acuerdo que en su momento se selló con las empresas portuarias para extremar los controles en los sectores ribereños".

"Se trata básicamente de reforzar la hipótesis de que hay droga ingresando por el río, por lo cual profundizaremos el trabajo con la Prefectura y con las empresas que se vinculan al Paraná para estrechar la vigilancia preventiva", detalló.

En relación al regreso de los gendarmes a las calles rosarinas, indicó que la idea es "fortalecer el trabajo preventivo con el objetivo de parar un comienzo de año complejo en materia de seguridad".

En efecto, si bien desde el 25 del mes pasado la situación parece haberse encauzado, tal cual lo puso de relieve el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro hace unos días, los primeros meses del año fueron muy sangrientos.

Pullaro explicó ese crecimiento de muertes violentas en el reacomodamiento de terceras líneas de bandas delictivas que buscan copar territorios tras la sentencia del juicio a Los Monos.

Crítica

Precisamente, una suerte de dilación por parte de la justicia en los tiempos de reacción para poder lograr la desarticulación de bandas que se dedican al narcomenudeo es lo que crispó el ánimo de Bullrich. La funcionaria recordó ayer un caso que sucedió hace algunas semanas, cuando en un control de rutina en la zona sur Gendarmería detuvo a una mujer, integrante de la familia Caminos, con cuatro envoltorios con 17 gramos de marihuana y 18 bolsas de cocaína, que pesaron 14 gramos, y una bolsa con 16.880 pesos.

El fiscal federal Claudio Kishimoto pidió allanar el domicilio de la joven argumentando que en su entorno familiar hay muchos integrantes vinculados a una causa federal por narcotráfico, y teniendo en cuenta que la familia Caminos está inmersa en una guerra barrial por el control del narcomenudeo en barriadas de la zona sur contra el clan de los Funes/Ungaro. Esa disputa se cobró, de acuerdo a datos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), más de 30 muertos en dos años.

Pero el juez federal Marcelo Bailaque no concedió el allanamiento, ya que no se mostró muy convencido ante los argumentos del fiscal.

Bullrich volvió ayer sobre ese caso. "Lo que está pasando en la zona sur de Rosario es de extrema gravedad. Lo que sucede con los Caminos (en su enfrentamiento con el clan Funes) no son sólo rivalidades familiares, y si pedimos allanamientos y el fiscal avala esa solicitud, necesitamos que los jueces también actúen en consecuencia", indicó.

En tal sentido, adelantó que mañana, cuando arribe a Rosario para presentar el operativo de retorno de los gendarmes, mantendrá reuniones con los jueces y fiscales federales. "Tenemos que hablar con los jueces para que acompañen el esfuerzo operativo y los allanamientos, ya que hemos tenido algunos desencuentros en cuanto a la rapidez para librar las órdenes que necesitamos para desarticular bandas de narcomenudeo. Esperamos solucionarlo en la reunión que tendremos el mismo lunes", admitió.

Por lo pronto, confirmó que los gendarmes llegarán hoy a la ciudad y mañana ya estarán operativos.

Se alojarán en el gimnasio de la UNR, en los clubes Náutico Sportivo Avellaneda y Universitario, y en un predio que Gendarmería tiene en Funes.

custodiados. Se espera que 200 gendarmes lleguen hoy a la ciudad para estar operativos desde mañana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario