La ciudad

Alrededor de 400 efectivos custodiarán los festejos navideños

Los operativos de control estarán integrados por agentes de policía y del municipio. Harán hincapié en las tareas de prevención

Jueves 24 de Diciembre de 2020

Más de 400 efectivos, entre policías y agentes municipales, participarán del amplio operativo de control durante los festejos navideños de esta noche en la ciudad. Con el foco de atención especialmente puesto en los espacios públicos que ofrece la costa central rosarina, las autoridades locales llevarán adelante trabajos de fiscalización conjuntos en distintos puntos del entramado urbano, que también se extenderán en los barrios.

Con el acento puesto en las tareas de control y prevención, la policía dispondrá en esta ocasión de 70 móviles, 30 motos y 8 caballos, y, de acuerdo a lo trascendido, los principales recursos se volcarán en los sectores e donde se junta más gente, aunque advirtieron que no descuidarán otras áreas de la ciudad.

Aseguraron que los 250 efectivos de las fuerzas de seguridad asignados velarán por el cumplimiento de todo lo que establece el último decreto del gobernador de la provincia, Omar Perotti. “La idea es respetar los lineamientos que surgieron de las reuniones entre las autoridades policiales y las de cada Municipalidad”, se encargaron de remarcar desde la cartera provincial de Seguridad.

En relación a los encuentros masivos que se vienen repitiendo en la costa central de la ciudad, confiaron: “Estaremos atentos a todo lo que pueda suceder en esa zona, teniendo en cuenta que debemos actuar siempre con criterio, para no producir inconvenientes mayores. La idea es trabajar mucho desde la prevención”.

A ellos se les sumarán agentes de control de la Municipalidad que liderarán estos operativos que abarcarán presencia territorial en los espacios públicos y test de alcoholemia.

Prevención y presencialidad

En ese marco, la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, destacó que todas las tareas “estarán esencialmente destinadas a la prevención y la presencialidad”, y que se “desarrollarán en conjunto con la policía”.

Estas indicaciones generales surgieron de la reunión de la Mesa de Seguridad que se realizó el martes pasado, en la sede local de la Gobernación con representantes de la policía y de la Municipalidad. Allí se definieron las precisiones de este operativo de control para esta noche.

La conducta de los rosarinos en los espacios públicos, sobre todo en la zona central de la costa, continúa generando dudas en las autoridades locales. Por eso, se armó un amplio dispositivo con 250 policías, y que en total llegarán a alrededor de 400 efectivos.

Ya tenemos la experiencia del año anterior y suponemos que se puede dar una situación similar, sobre todo en el espacio público. Este año hay que tener en cuenta que no habrá locales habilitados, como confiterías bailables, por eso suponemos que habrá una gran convocatoria en los espacios públicos”, advirtió Labayru.

Por eso, repitió que “la costa central será uno de los ejes de todos los operativos que se realizarán en la ciudad”. Y subrayó que “no se permitirá el consumo de alcohol en la vía pública”.

Desde su rol, resaltó que “en esta etapa de la pandemia no se puede estar en grupos masivos y siempre tenemos que tener los barbijos colocados”. Y puntualizó que “tampoco se pueden llevar parlantes al espacio público, porque molestan mucho a los vecinos que viven en los alrededores y tienen derecho a descansar en determinado horario, por más de que sea un día festivo. Nosotros vamos a velar por eso”.

La funcionaria apuntó además que las acciones de supervisión estarán integradas por “controles vehiculares y de alcoholemia”.

Labayru alertó también que “mucha gente se ubica del otro lado de la baranda que delimita la parte segura del espacio público de la costa central. Algunos chicos se pasan del otro lado y corren mucho peligro en la barranca, más con la poca agua que tiene ahora el Paraná”.

Y, más allá de los topes horarios, la secretaria explicó que las estructuras de control municipales están preparadas para funcionar en cualquier margen. “Nosotros nos preparamos para cualquier circunstancia. Vamos a tener presencia, en todos lados, toda la noche”, afirmó.

“No es una época para festejos”

La secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, advirtió que por el contexto sanitario que atraviesa la ciudad, esta Navidad no representa un momento de celebraciones. Desde su papel de funcionaria, instó a los rosarinos a multiplicar los recaudos. “Hay que tener en claro que la pandemia no terminó y no hay nada que festejar”, remarcó de manera enfática.

“La intención es que nadie se autoconvoque en ningún lado. La pandemia no terminó y esta no es una época para festejos”, destacó Labayru para desalentar este tipo de convocatorias en los espacios públicos de la costa central. “La verdad es que no hay nada que festejar. El mejor festejo es con el núcleo más chico de la propia familia, dentro de las casas”, subrayó especialmente la secretaria.

Desde su visión crítica, Labayru alertó que “la masividad puede llegar a traer consecuencias muy malas para la salud de todos los rosarinos. En esos encuentros, los pibes pierden los controles y todos los cuidados sanitarios. En ese momento, con que uno solo tenga el virus, contagia a sus amigos y a miles de personas. La única manera de detener esa gran pelota es no salir”.

“Si no acatan las recomendaciones sanitarias, veremos las graves consecuencias 15 días después con los aumentos en los contagios de coronavirus”, exclamó la funcionaria.

Asimismo, aseguró: “Los operativos de control estarán en distintos puntos de la ciudad, no solo en la costa. Por eso, vamos a trabajar mucho desde lo preventivo y desde lo presencial”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS