La Ciudad

Allanaron la casa donde un empleado de Niñez abusó de la nena que debía cuidar

El hombre, de 34 años, está detenido e imputado desde el 26 de junio. También tomaron declaración testimonial a funcionarios del área que demoraron en radicar la denuncia

Viernes 23 de Julio de 2021

La Justicia allanó la residencia temporaria que funcionaba bajo la órbita de la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia delegación Rosario, donde una adolescente fue abusada sexualmente por su acompañante terapéutico. Además, se tomaron declaraciones testimoniales a funcionarios y personal del área con el claro objetivo de avanzar en la investigación del hecho. Mientras tanto, el celador fue imputado y permanece detenido.

El caso explotó a fines de junio pero ocurrió entre 2015 y 2016 en la Casa de la Música, como se conoce al alojamiento de calle San Juan al 600. Allí, una adolescente que estaba alojada bajo medida excepcional de Niñez denunció que fue sometida sexualmente al menos dos veces por el acompañante terapéutico Daniel Augusto A.C, de 34 años y empleado del organismo estatal.

La víctima pudo contar recién el año pasado lo que le ocurrió y se inició una investigación que está en manos del fiscal Ramiro González Raggio, de la Unidad Especial del Delitos Sexuales, quien imputó al sospechoso el 26 de junio pasado por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante por ser el encargado de la guarda en calidad de autor”.

>> Leer más: Detienen a un empleado de Niñez por abusar de la nena que debía cuidar

El juez Gonzalo López Quintana resolvió que bajo esa grave acusación el imputado quedara en prisión preventiva efectiva hasta el 22 septiembre. Pero también advirtió de la gravedad institucional del caso, ofició al gobernador Omar Perotti para que tome cartas en el asunto y el legajo se desdobló en otro que sustancia la fiscal María de los Angeles Lagar.

Es que además existe la posibilidad de que se haya incurrido en responsabilidades penales por inacción, omisión y negligencia que puedan alcanzar a funcionarios públicos del área, sobre todo de ese momento. Se investiga si un presunto incumplimiento de los deberes derivaron en la gravísima situación que expuso a la víctima a los ataques sexuales de un empleado designado para velar por su integridad física y psicológica.

Allanamiento a la casa del horror

Según pudo saber La Capital, el fiscal González Raggio sigue acopiando evidencias. Y antes de la feria judicial ordenó un allanamiento al lugar donde ocurrieron los hechos denunciados. Una comisión de peritos y auxiliares de la Justicia llegó a la Casa de la Música, donde se tomaron fotografías, se realizaron informes planimétricos y se elaboró un informe.

El espacio está literalmente abandonado y los vecinos de San Juan al 764/786 parecen indiferentes al funesto episodio que ocurrió en una habitación de la vieja casona de dos plantas. “Hace rato que no hay movimiento de chicos. Pero dos semanas atrás vimos que la policía intentaba ingresar, pero como está todo cerrado no sabemos si pudieron”, indicó una comerciante que sí estaba al tanto del caso.

Además, en sede judicial se tomaron más declaraciones a personas vinculadas al hecho. Si las evidencias, informes, pericias y testimoniales son concordantes y confirman la atribución del grave delito achacado, en algunos meses se podría consolidar la acusación con vistas a un juicio oral y público contra Daniel Augusto A.C.

Por el lado del legajo penal donde se investiga exclusivamente la probable responsabilidad de los funcionarios y empleados de Niñez que demoraron la denuncia del hecho cuando se enteraron en noviembre de 2020 (la víctima se lo confesó a su actual acompañante terapéutico y éste a personal de Niñez), aún no hubo definiciones según indicaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Sumario administrativo y funcionarios entrevistados

En tanto, el sumario administrativo que abrió el Ministerio de Desarrollo Social, del cual dependen Niñez, se encuentra en “etapa de producción de medidas tendientes al esclarecimiento de los hechos que hayan podido implicar la comisión de faltas administrativas, y a fines de determinar cómo se desempeñaron los dispositivos de la Secretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia”, explicaron desde el gobierno provincial.

Según indicaron las fuentes consultadas, en una primera instancia se realizaron entrevistas a funcionarios (Patricia Virgilio, directora de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia; y a Alejandra Fedele, subsecretaria provincial del organismo) y personal de planta que intervino en la situación según la documentación del expediente.

A partir de esos elementos, seguirán con la toma de testimonios a otras personas que hubieran intervenido, según el relato de los primeros entrevistados. Y se librarán oficios a diferentes reparticiones públicas a los efectos de ampliar la información.

La denuncia judicial del hecho se formalizó recién el 27 de abril del 2021 tras una presentación de Virgilio y Fedele en la Fiscalía. Pero según la investigación, Niñez estaba al tanto de los abusos a fines de 2020, cuando ante la gravedad de los hechos debió dar urgente intervención a la Justicia y elevar informes a las estamentos del gobierno que correspondieren.

Un espacio inservible

Al ser separada de su centro de vida a los siete años por una situación de extrema vulnerabilidad, la víctima fue institucionalizada en junio de 2011 tras una resolución que lleva la firma de la ex directora de la Dirección de Niñez provincial, Mónica Varetto. Luego fue derivada a la Casa de la Música, en calle San Juan al 700, donde habría sufrido los ataques sexuales de su acompañante.

Las actuales autoridades de Niñez aclararon que la Casa de la Música correspondía a “la gestión anterior, que alquiló una parte para alojar adolescentes, varones y mujeres, con medidas excepcionales, pero el personal que trabajaba en el espacio era del Estado y desarrollaba sus tareas en condiciones inhumanas”.

>> Leer más: El escándalo del empleado de Niñez que abusó de una nena llega a la Legislatura

En virtud de esta situación, meses más tarde de que asumieran las actuales autoridades del área, se decidió cerrar el alojamiento y relocalizar a los adolescentes en nuevos centros acondicionados para el abordaje de sus complejas situaciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario