informe especial

Ex Mercado del Abasto

Así como los rebaños transhumantes que se mueven al ritmo estacional en busca de prados, así se movió este Mercado que supo llamarse del Abasto.

Lunes 17 de Agosto de 2020

Así como los rebaños transhumantes que se mueven al ritmo estacional en busca de prados, así se movió este Mercado que supo llamarse del Abasto.

Se trasladó acompañando el crecimiento de una ciudad quejosa de los malos olores, gritos y problemas con la congestión de vehículos que lo acompañaban. Su origen estuvo en Mitre y Tucumán, cerca del río y a pura comercialización en carros y carretas. Pero en 1856, los carruajes y el comercio se mudaron a avenida Pellegrini, entre Moreno y Balcarce, donde hoy se ubican los Tribunales provinciales.

En 1918 todo se trasladó a la actual plaza Libertad, de Mitre y Pasco. Una especie de “Pequeña Italia” genovesa rodeada de hospedajes, cafetines, semillerías, peluquerías y locales de comida.

Era básicamente un reducto de quinteros e inmigrantes con exóticas cámaras para madurar bananas a gas (en 1963 el puesto N18 voló por los aires y fallecieron el puestero y otras cinco personas).

El espacio ya se había caracterizado como conflictivo al final de la Segunda Guerra Mundial, por eso en 1932 se presentó un proyecto de traslado en el Concejo rosarino.

Fuerzas políticas y mediáticas empujaron la mudanza a través de notas y opiniones constantes en La Capital y, tras una polémica y paralizada construcción de la nave, en diciembre de 1967 muchos puesteros del Abasto se trasladaron a la actual dirección de barrio San Francisquito. “Se llevó a cabo anoche la fiesta inaugural del Mercado Cooperativo de Productores”.

El título a seis (de nueve) columnas de La Capital se lee en la edición del 3 de diciembre de 1967. Era la crónica de la inauguración que daba cuenta del show de Chico Novarro en una cena con 4500 comensales, tantas personas como las que trabajaron este lunes, en una Pero en aquella época no todos los trabajadores se fueron dóciles hacia el nuevo destino de la zona oeste. Las divisiones entre quienes se mudaban y quedaban eran duras y crudas.

El ex intendente Luis Beltramo en mayo de 1968 propuso la clausura total del Abasto. Pero el fuego cruzado siguió, al punto que en una solicitada publicada varios meses después un grupo acusaba al otro de “marxistas” y estos se defendían al decir que los acusadores habían “frenado el progreso de la ciudad por décadas”.

“Los productores quinteros del cinturón verde se vinieron a 27 de Febrero en diciembre de 1967 y dos años después se fueron los consignatarios de frutas y hortalizas al predio del Mercado de Fisherton”, señaló Juan Sulgati.

Un dato sobre la división de un mismo rubro que desde entonces y hasta ahora quedó fraccionado en dos rincones al oeste de la misma ciudad. Un reino verde que le hizo frente a la pandemia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario