Información Gral

Imputaron a dos rugbiers como coautores y a ocho como partícipes del crimen de Báez Sosa

La Justicia apuntó por el crimen de Fernando Báez Sosa a Máximo Thomsen y Ciro Pertossi. En tanto, el último detenido quedó en libertad

Miércoles 22 de Enero de 2020

La Justicia imputó por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell a los rugbiers Máximo Thomsen y Ciro Pertossi como coautores del homicidio y a los otros nueve sospechosos de haber participado del hecho.

En tanto, Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 gesellina, dispuso la liberación de Pablo Ventura, el último joven que había sido detenido y quien anoche recuperó visiblemente emocionado su libertad.

La fiscal acusó a Thomsen, de 20 años y Pertossi, de 19, de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", delito que prevé la pena de prisión perpetua; mientras que a los otros imputados los consideró "partícipes necesarios".

Los once acusados, 10 de ellos rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate, permanecieron ayer alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria, informó Télam.

Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell y los otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar. Ventura se encontró hasta anoche en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) gesellina.

En tanto, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, indicó que la rueda de reconocimiento solicitada por Zamboni se realizará entre mañana y el viernes, para determinar cuántos de los 11 detenidos intervinieron en el ataque.

A su vez, confirmó que tras la extracción de muestras de sangre realizada a todos los acusados se las "está mandando a analizar" a La Plata "para cotejo de ADN de las prendas incautadas a los imputados y muestras de la víctima", así como "el calzado secuestrado a los detenidos para pericias escopométricas de la impronta que quedó en la víctima".

Antecedentes

Algunos de los diez jugadores de rugby del Club Náutico Arsenal de Zárate detenidos por el asesinato del joven Fernando Báez Sosa en Villa Gesell ya tenían antecedentes por golpear en grupo a menores o personas en la ciudad. El dato fue revelado por el abogado Marcelo Urra, asesor legal de la entidad.

"Dentro del club no hay sanciones existentes para ninguno, sí tenemos conocimiento porque en Zárate las cosas se saben, que parte de este grupo que está hoy detenido en Villa Gesell había tenido problemas en otras salidas a la noche en Zárate, en la que era una práctica habitual golpear a una persona entre varios, y da la casualidad que entre los detenidos hay varios que participaban de estos hechos en la ciudad", dijo Urra.

"No es la primera vez que llega a nuestro conocimiento, no al club sino en la sociedad, que hay una golpiza a un menor o una persona por parte de cuatro o cinco personas que lo atacan, y da la casualidad o no, que algunos son los que están detenidos", agregó el abogado.

"Si bien hay gente detenida en Gesell que participó de esas peleas contra una persona en grupos, no se llegó a semejante locura. Tampoco eran todos los fines de semana. Hay eventos anteriores, pero no son consecuentes de todos los fines de semana lo mismo", explicó Urra en diálogo con TN.

Y reveló: "Hay dos denuncias policiales en el departamento judicial Zárate-Campana, una de diciembre de 2919 y otra de 2018 contra gente que está involucrada en este grupo detenido en Gesell. La del 2019 es contra un socio del club, pero no está denunciado como principal acusado de la golpiza".

Suspensión

Además, Urra explicó que el club decidió suspender a los cuatro socios activos que están detenidos. Ellos son: Ciro Pertossi, Luciano Pertossi, Alejo Milanesi ("estamos viendo la situación administrativa", contó) y Blas Cinalli. En tanto, explicó que otro de los detenidos, Juan Pedro Guarino, había renunciado en 2019. De esto, se desprende que los otros cinco jugaban en el equipo de rugby sin ser socios del club.

Se le preguntó al abogado por qué si se sabían de las agresiones nocturnas el club no había tomado medidas. "El club tiene que respetar un estatuto. Tomamos conocimiento a la causa de Gesell y decidimos sumarlo a los eventos que pasaron en Zárate", argumentó.

"Si bien estamos ajenos a los hechos de Gesell, la Comisión Directiva decidió suspender a los socios activos porque están involucrados en algo que afecta mucho a la imagen que pregona el club con sus asociados y sus deportistas", argumentó Urra.

"No es la primera vez que llega a nuestro conocimiento que hay una golpiza a un menor por parte de cuatro o cinco"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario