Información Gral

Una nena está grave tras caer de un cuatri en Villa Gesell

Conducía su padrastro. Está en coma inducido. Hace 20 días se mató un niño de diez años en Pinamar.  

Miércoles 19 de Febrero de 2014

Una nena de 11 años permanecía ayer internada en estado "muy crítico", en coma farmacológico, tras caerse de un cuatriciclo en la ciudad balnearia bonaerense de Villa Gesell, donde se encontraba de vacaciones junto a su familia.

La niña sufrió el accidente el viernes pasado en la zona norte de la localidad costera, cuando se trasladaba en un cuatriciclo conducido por su padrastro, informaron a DyN fuentes policiales.

Debido a la gravedad del hecho, la niña fue derivada al Hospital Materno Infantil Tetamanti de Mar del Plata, donde estaba internada "en estado crítico" y con "pronóstico reservado", tras practicársele ayer una traqueotomía.

El director asociado del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, Pedro Sabando, indicó a Télam que el estado de la nena es muy crítico a raíz de la gravedad del traumatismo que sufrió.

"La niña está en coma farmacológico inducido para controlar su estado hemodinámico, tiene asistencia respiratoria y hoy (por ayer) se le realizó una traqueotomía. Veremos cómo va evolucionando las próximas horas", indicó el médico.

El profesional detalló que la nena "ingresó el viernes a las 15 con traumatismo encefálico de cráneo y fractura de su maxilar inferior, por lo que se le estabilizó la herida maxilofacial y ayer se le realizó una tomografía que evidenció edema cerebral".

El accidente, que ocurrió el viernes en Villa Gesell, le produjo a la niña fractura de cráneo y otras heridas de gravedad en el rostro, luego de que el familiar que conducía perdió el control del utilitario UTV, en el cual paseaban por una zona de médanos de esa ciudad balnearia.

Tragedia en Pinamar. Este hecho se suma al que ocurrió el 29 enero pasado en la ciudad bonaerense de Pinamar, cuando un niño de diez años murió al volcar el cuatriciclo alquilado en el que circulaba conducido por su primo, de 15 años, tras saltar una duna en la zona de La Frontera.

El niño, que fue identificado como Tomás Ogresta, viajaba en la parte trasera del vehículo, que era conducido por un primo suyo, de tan sólo 15 años, quien también debió ser hospitalizado a raíz de los fuertes golpes sufridos en el accidente.

El caso reavivó la polémica sobre la peligrosidad de los cuatriciclos, cuya conducción está prohibida para niños, niñas y adolescentes menores de 18 año y para mayores de esa edad que no tengan carnet habilitante.

En este sentido, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, advirtió en ocasión del caso anterior, que le costó la vida a un niño de diez años, que "no podemos poner a un policía de seguridad vial a cuidar a cada chico porque son los padres los responsables de que los niños, niñas y adolescentes no conduzcan un cuatriciclo".

En este sentido, Randazzo advirtió: "Hay una grave falta de responsabilidad de los padres que les compran y les dan a sus hijos un cuatriciclo y que, además, si un agente se seguridad vial les hace una multa o se los incauta, reaccionan en contra del funcionario".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS