Información Gral

Una mujer atropelló y mató a un ciclista y luego culpó a su hijo de 15 años

Los familiares del joven fallecido piden a los fiscales que investiguen a la madre que acusó a su hijo. Las abolladuras del auto y las cámaras de seguridad complican la situación de la mujer. 

Martes 02 de Febrero de 2016

Roxana García, de 36 años, escapó el viernes pasado en su Renault Megane tras atropellar y matar a Pablo Larroca, de 27, cuando éste caminaba junto a su bicicleta por avenida Montevideo y 52, en el barrio Los Talas en Berisso, La Plata. Como estrategia, usó a su hijo, de apenas 15 años, a quien acusó de haberle robado el vehículo y señaló como el autor del asesinato. Ayer, García se negó a declarar pese a las denuncias que recaen en su contra y ante la contradictoria confesión del menor quien reveló que no sabe conducir.
 
"Lo atropelló y lo dejó tirado en la calle. Si lo hubiese asistido tal vez se salvaba", dijo dolorido Oscar Larroca, padre de la víctima. Los familiares solicitaron a las autoridades del caso ir al fondo de la cuestión e investigar hasta "las últimas consecuencias". En tanto, Roxana García se rehúsa a declarar y continúa detenida por el homicidio culposo agravado de Pablo Larroca.
 
"Mi hijo siempre tenía proyectos a futuro y esta mujer me destrozó la vida, no tengo palabras para expresar lo que estoy sintiendo en este momento", expresó la madre de la víctima fatal. "Yo sé que esta señora no es inocente", afirmó la mujer, que además pidió la colaboración de testigos con el fiscal.
 
Por su parte, el padre de la víctima habló del hijo de la acusada: "Hay que recuperarlo para la sociedad. A lo mejor algún día se va a recuperar, le va a hablar a la mamá y le va a decir ´qué mal que estuviste´", dijo. Cristian, el hermano del fallecido, precisó que la acusada iba "a alta velocidad y lo tiró (a su hermano) por el asfalto". "En las cámaras instaladas en el lugar se ven sólo las luces del auto que iba con todo", reveló.
 
Si bien la mujer no frenó en el momento del accidente así como tampoco más adelante, las abolladuras en el capot del auto, rotura de parabrisas y óptica delantera confirmaron que el vehículo había sufrido un accidente recientemente. Sumado a eso, están las grabaciones de las cámaras de seguridad que complican aún más su situación procesal.
 
Los vecinos aportaron a la causa con sus testimonios y fueron clave para la investigación. La mujer buscó culpar por todos los medios a su hijo de 15 años quien por su edad no afrontaría una grave situación procesal. Según admitieron a Clarín en la comisaría, la acusada inventó que el menor le robó el auto con unos primos porque querían salir esa noche. No obstante, su propio hijo la desmintió al decir que no sabe manejar.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario