Información Gral

Un grupo de italianos construye en México una aldea "resistente al fin del mundo"

Son 18 personas que pusieron en marcha un poblado diseñado para autoabastecerse y sería capaz de soportar cualquier clase de catástrofe.

Domingo 21 de Noviembre de 2010

Ciudad de México.- Un grupo de italianos edifica en la península de Yucatán, México, una aldea preparada para soportar todo tipo de catástrofe, que algunos comparan con el arca que Noé construyó, según el relato bíblico, para salvar una pareja de cada especie antes del Diluvio.

La “aldea apocalíptica”, que 18 italianos que en 1994 adquirieron la ciudadanía mexicana construyen en el poblado de Xul, fue diseñada además para autoabastecerse y “será resistente al fin del mundo, que según la profecía maya ocurrirá en 2012”, destaca un artículo del diario local El Universal.

“Hay que respetar su creencia y su manera de pensar, sobre todo porque no vemos que afecten a terceros”, dijo el investigador de la Facultad de Ingenieria de la Universidad Autónoma de Yucatán, Juan Vázquez Montalvo, citado por el diario.

La villa de Xul, en el municipio de Oxkutzcab, “no es una ocurrencia -dijo-, sino una idea pensada, imaginada y aplicada, dado que por sus características es muy difícil que sea un área en donde pueda inundarse u ocurrir una tragedia climatológica”.

Xul se localiza a unos 80 kilómetros al sur de Mérida, capital del Estado de Yucatán, que a su vez se encuentra a 1.377 kilómetros al este de Ciudad de México.

Vázquez considera que estos italianos decidieron diseñar la aldea resistente al “fin del mundo” al ver los cambios climáticos cada vez más recurrentes, debido al calentamiento global.

“Es poco probable que ocurra una catástrofe o que se acabe el mundo en el año 2012, como algunos se han dado a comentar, pero sí es una realidad que habrá cambios muy severos en materia climatológica y que Yucatán, pese a sus ventajas geográficas, también sufrirá estragos a futuro”, expuso el investigador.

El poblado, que ocupa 860 hectáreas y habitan unas 1.500 personas, es ahora una fortaleza y cuenta con bodegas, establos, áreas para cultivar maíz, frijol, hortalizas y una laguna artificial. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS