Información Gral

"Un empleado me llevó a la habitación y me mostró pornografía"

Una víctima declaró como testigo y dijo ayer en Cámara Gesell que una de las personas implicadas en la causa, declarada inimputable, "la llevó a la habitación y le mostró pornografía", en la continuidad del juicio en el que están imputados por "abuso sexual con acceso carnal agravado, en concurso real con corrupción de menores", dos religiosos y un administrativo del Instituto Provolo, de la ciudad de Mendoza.

Miércoles 28 de Agosto de 2019

Una víctima declaró como testigo y dijo ayer en Cámara Gesell que una de las personas implicadas en la causa, declarada inimputable, "la llevó a la habitación y le mostró pornografía", en la continuidad del juicio en el que están imputados por "abuso sexual con acceso carnal agravado, en concurso real con corrupción de menores", dos religiosos y un administrativo del Instituto Provolo, de la ciudad de Mendoza.

En una nueva jornada en que están imputados los curas Nicola Corradi, de 83 años, Horacio Corbacho, de 59 años, y el administrativo Armando Gómez, de 57 años, una testigo (A.M, de 25 años) declaró ayer que "un ex empleado la llevó a la habitación y le mostró pornografía", informó el Ministerio Publico Fiscal.

La testigo, que ya declaró en Cámara Gesell en 2017, sostuvo -además- que "había DVD de pornografía" y que "todos los chicos sordos sabían que había pornografía desde hace mucho tiempo", estas declaraciones fueron realizadas en Cámara Gesell con la novedad que la testigo lo hizo en una habitación continua a la sala de debate y se trasmitió en directo para el Tribunal.

En su declaración, la testigo no hizo mención a los curas Corradi y Corbacho, tampoco al administrativo Gómez, sí lo hizo sobre el empleado administrativo Jorge Bordón, quien confesó en un juicio abreviado, en septiembre de 2018, ser autor de 11 abusos y recibió una pena de diez años de prisión, y que A.M. es la principal víctima de los abusos sexuales del condenado.

La otra persona señalada por la testigo fue quien le mostró pornografía, es un ex empleado administrativo hipoacúsico del Instituto Provolo, quien fue detenido en el marco de la investigación por abusos y que un dictamen pericial del Cuerpo Médico Forense consideró que "no comprende la criminalidad de los hechos".

La modalidad que se utilizó en esta jornada fue que A.M habló y contó sobre los temas que ella quiso sobre esta causa, luego de escucharla, las partes le trasladaron preguntas, acción supervisada por el Equipo de Abordaje para el Abuso Sexual (Edeaas) del Ministerio Publico Fiscal. Cerca del mediodía el Tribunal dio por terminada la Cámara Gesell y convocó a las psicólogas presentes en el debate para que se le traslade a la testigo las preguntas de la fiscalía, la querella y la defensa respectivamente.

En este contexto, la defensa se opuso a una serie de preguntas que plantearon desde las partes acusadoras por lo que el Tribunal, cerca de las 13, decidió llamar a un cuarto intermedio indefinido hasta decidir qué preguntas acepta para la testigo y poder, así, continuar con el debate.

Sobre esto último, el abogado querellante, Oscar Barrera, explicó: "Cuando trabajamos en la parte de instrucción y con la buena fe de los defensores que estaban en ese momento se hicieron los interrogatorios abiertos, se discutieron preguntas y se acordaron otras, así se interrogaron a las víctimas", recordó el letrado.

"En este caso -continuó Barrera- la defensa hizo una formal oposición a las preguntas como si se tratara de un juicio de un ciudadano sin discapacidad no vulnerable y sometió al Tribunal a la necesidad de resolver 20 a 30 impugnaciones a las preguntas que le efectuamos, por lo que el Tribunal no puede en un instante salir a resolver". "La defensa quiere que se le pregunte concretamente sobre los hechos cuando sabemos que los hechos ocurrieron en la intimidad, y esto estamos hablando en un contexto de abuso, que forma parte de la acusación de todos estos sujetos", concluyó Barrera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS