Información Gral

Tratan de que la ballena de Puerto Madero llegue rápidamente a aguas abiertas

Esta mañana se reanudó el operativo para poder liberar al cetáceo, que está estresado y en estado delicado. Se redujo el tráfico y la disminución en la emisión de sonidos para no afectar al animal.

Miércoles 05 de Agosto de 2015

La ballena que apareció el lunes en Puerto Madero y que ayer no pudo dejar la zona costera como consecuencia de una sudestada, se encontraba esta mañana en aguas frente a la Dársena “A” del puerto de Buenos Aires, donde era acompañada por un grupo embarcado de especialistas para retomar el operativo de retorno hacia aguas abiertas.

Según fuentes de la Prefectura Naval Argentina (PNA), que colabora con la Secretaría de Ambiente y la fundación Cethus en el seguimiento de la ballena, “se mantuvo una guardia durante toda la noche y esta mañana los especialistas permanecen a bordo de un guardacostas y un gomón junto a la ballena en aguas de la Dársena 'A' concesionada a la empresa Terminales Río de la Plata”.

espaciosas En la zona “las autoridades del Control de Tráfico y Seguridad (Contrase) del puerto de Buenos Aires, que depende de la Prefectura Naval, determinaron la reducción del tráfico y la disminución en la emisión de sonidos, para evitar que el audio ambiente afecte al cetáceo.

La intención de los especialistas es “retomar el operativo de retorno del animal” hacia aguas abiertas.

Ayer finalmente la sudestada registrada en el Río de la Plata complicó el operativo.

Personal de la Secretaria de Ambiente y expertos de la fundación Cethus, apoyados por la PNA intentan desde el lunes acompañar a la ballena en su salida a río abierto.

Se trata de un ejemplar juvenil que tiene entre uno y dos años, mide unos seis metros de largo y está desnutrido y lastimado, ya que al ser un cetáceo de agua salada no puede alimentarse en el río.

En tanto, algunos especialistas defendieron la idea de que la ballena sea arreada cuanto antes ya que su vida está en riesgo. Gabriela Bellazzi, de la red de Varamiento de Ballenas de Puerto Madryn, mostró su preocupación por el estado de salud del animal e insistió en la posibilidad de arrearla: "Es un animal que nació el año pasado porque fue recientemente destetado. Se desorientó y se metió en el río. Está muy flaco este animal. Cuanto más tiempo pase en el río, peor será su pronóstico porque necesita comer y eso solo puede hacerlo en el océano. Es preferible arrearlo a que se siga estresando y deshidratando en el río por falta de alimento", advirtió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario