Información Gral

También en La Matanza atacaron a golpes a un ladrón

Un policía intentó evitar un asalto y resultó baleado, igual que su hijo. El delincuente recibió una golpiza y los vecinos no querían "entergarlo" a la Policía.

Miércoles 02 de Abril de 2014

Buenos Aires.- Un delincuente fue atacado hoy a golpes en la ciudad bonaerense de Gregorio de Laferrere y sus cómplices lograron fugar, después de haber disparado contra un policía y su hijo cuando el agente intentó evitar un asalto.

Tanto el policía como su hijo fueron baleados pero se encontraban fuera de peligro, mientras que el ladrón también fue hospitalizado por los golpes recibidos.

Este episodio se suma a la cadena de palizas e intentos de linchamiento que se vienen registrando en distintos puntos del país y que provocaron, en el comienzo, la muerte de un joven en Rosario.

Este nuevo episodio ocurrió sobre el mediodía de hoy en la calle Ascasubi al 5000 de Laferrere (La Matanza), cuando tres hombres quisieron robar una moto y fueron increpados por un vecino que intentó evitarlo.

“Veo que estaba robando y le digo que no se meta en el barrio. El chabón me dijo: «¿Qué te metes?» y me tira dos tiros que no salen. Retrocedo y ahí veo que sale mi amigo que vive en la esquina y es policía”, contó un hombre que participó de los hechos. El policía había sido alertado en su casa por su hijo de diez años cuando vio al conocido en esa situación y por eso salió a calle con el arma y dio la voz de alto.

“Cuando el chabón vio a mi amigo empezó a tirar. Y hubo una balacera. Mi amigo quedó herido en la pierna y yo lo rescaté, mientras ellos se escaparon”, relató.

El policía recibió un tiro en la pierna, mientras que su hijo de diez años recibió uno de los rebotes de las balas que le dio en los glúteos, pero ambos se encontraban fuera de peligro.

Dos de los delincuentes que pretendían robar lograron fugar, mientras que el tercero -que había disparado- fue rodeado por los vecinos que comenzaron a golpearlo.

“Los vecinos le pegaron muchísimo al ladrón. Le rompieron la cabeza”, contó un vecino del barrio. “Acá no estuvo la policía y esto está pasando en todos lados”, agregó el hombre que presenció el intento de linchamiento.

La policía llegó para rescatar al delincuente, pero trascendió que incluso los vecinos no querían “entregarlo”.

El amigo del policía aseguró que cuando logró acercarse “los vecinos ya lo habían linchado, le estaban pegando”.

“Que quede claro que este es un barrio y estamos cansados, somos todos gente humilde y trabajamos todo el día para que estos vengan a robarnos. Lo cuento porque de milagro lo puedo contar”, aseguró a un canal de noticias.

La madre del policía herido, en tanto, también aseguró que el hecho fue “una desgracia con suerte” porque tanto su hijo como su nieto “están bien, gracias a Dios, los dos, internados en el Hospital Churruca”.

“A un muchacho vecino lo estaban apuntando con un arma y eran tres porque se querían robar una moto. Apareció mi nieto más grande gritando 'papá, están robando' y mi hijo salió corriendo con el arma. Seis tiros dispararon contra mi hijo, vaciaron el cargador”, aseguró la mujer.

Cuando vio que su hijo caía, pensó que lo habían matado, pero le habían dado en una de las piernas, mientras que ella trató de cubrir con el cuerpo a su nieto, quien recibió el rebote de una de las balas.

“Yo lo tiré porque veía las balas, pero el quería cubrir al padre. Yo creí que ya lo habían matado a mi hijo”, relató la mujer entre lagrimas.

Mientras dos escapaban, el ladrón que había disparado fue atrapado y, según la mujer, “lo tiraron al piso y los vecinos lo pateaban con la indignación que tenían“. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario