Información Gral

Stephen Hawking se lanza a la caza de civilizaciones extraterrestres

El proyecto más ambicioso para responder a una mítica pregunta: “¿Estamos solos?”. El astrofísico británico presentó ayer un programa que contará con 100 millones de dólares aportados por un magnate ruso.  

Martes 21 de Julio de 2015

"En un universo infinito, tiene que haber otros casos de vida", aseveró ayer el célebre astrofísico británico Stephen Hawking durante el lanzamiento de un ambicioso programa cuyo objetivo es observar los confines del espacio a la búsqueda de vida inteligente extraterrestre.

Respaldado por el físico y empresario ruso Yuri Milner, este proyecto que tendrá una duración de diez años, bautizado Breakthrough Listen (Escucha de descubrimiento), contará con un presupuesto de 100 millones de dólares y se presenta como el intento más poderoso, completo e intensivo para buscar señales de vida extraterrestre en el universo.

"En un universo infinito, tiene que haber otros casos de vida. Puede que, en algún lugar del cosmos, quizás, haya vida inteligente", declaró Hawking en el lanzamiento del programa en la Royal Society, la academia británica de Ciencias, en Londres.

Hawking añadió que creía que la investigación es uno de los esfuerzos científicos más importantes de la humanidad. "Para entender el Universo, tienes que entender sobre átomos, sobre las fuerzas que los unen, los contornos del espacio y del tiempo, el nacimiento y la muerte de las estrellas, el baile de las galaxias, los secretos de los agujeros negros", explicó. "Pero eso no es suficiente. Estas ideas no pueden explicarlo todo. Ellas pueden explicar la luz de las estrellas, pero no las luces que brillan desde el planeta Tierra. Para entender estas luces, debes saber sobre la vida. A cerca de las mentes".

"Sea como sea, no hay pregunta más importante. Es hora de comprometerse a encontrar una respuesta, de buscar vida más allá de la Tierra. Debemos saber", agregó el científico, autor de trabajos sobre la expansión del universo, los agujeros negros y la teoría de la relatividad.

La zona de trabajo será diez veces mayor que la abarcada en investigaciones precedentes y Breakthrough Listen permitirá monitorear varios miles de millones de frecuencias de radio, en vez de varios millones, y buscar en un área del cielo 10 veces mayor que a comienzos de la década de 1990.

Pero cualquier señal que los científicos detecten posiblemente se haya creado años atrás, o tal vez siglos o milenios. Las señales de radio demoran cuatro años en viajar entre la Tierra y la estrella más cercana fuera de nuestro sistema solar.

A pesar de los medios empleados, la investigación sobre una vida extraterrestre inteligente es "una enorme apuesta", matizó uno de los principales responsables del proyecto, el profesor de astronomía británico Martin Rees.

"Pero la recompensa sería tan colosal que el esfuerzo vale la pena, inclusive aunque las chances de éxito sean muy pocas", dijo.

Breakthrough Listen será realizado en asociación con el proyecto Breakthrough Message, un concurso internacional para la creación de mensajes digitales que permitan a una inteligencia extraterrestre hacerse una idea sobre cómo es la humanidad. En el estadio actual, sin embargo, no está previsto aún enviar mensajes al espacio, un sujeto que es muy debatido por los científicos.

"Una civilización que lea nuestros mensajes podría tener miles de millones de años de avance respecto a nosotros", dijo Hawking, de 73 años. "Serían muchísimo más poderosos y podrían no brindarnos más importancia de la que le damos nosotros a una bacteria".

El astrofísico ya había subrayado que en la historia humana hay numerosos ejemplos de encuentros trágicos entre civilizaciones con diferente grado de avance, como los incas con los españoles.

"Queremos conocer la historia (de los extraterrestres), sus modelos sociales, cómo conciben el origen del universo", retrucó Ann Druyan, quien ha enviado música al espacio a través del programa estadounidense de exploración Voyager en los años 1970.

"Antes de lanzarnos a estas discusiones apasionantes con eventuales inteligencias llegadas desde muy lejos, creo que el primer mensaje que podríamos enviarles sería simplemente ¡Hola!", dijo.

El proyecto utilizará algunos de los mayores telescopios jamás creados para buscar señales de láser y espectros electromagnéticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario