Información Gral

Sólo uno de los cinco imputados del crimen de Melina Romero va a juicio

Joel Fernández, alias “Chavito”, de 19 años, está acusado de homicidio doblemente calificado con el concurso de dos o más personas. Los otros tres acusados fueron sobreseídos.

Sábado 21 de Noviembre de 2015

Sólo uno de los cinco imputados por el crimen de Melina Romero, la adolescente que estuvo desaparecida un mes y fue encontrada asesinada en septiembre de 2014 a la vera de un arroyo de la localidad bonaerense de José León Suárez, irá a juicio oral y público, ya que los otros cuatro quedaron sobreseídos, informaron ayer fuentes judiciales.

El cambio en la situación del expediente se produjo tras la decisión del juez de Garantías de San Martín, Mariano Porto, que elevó la causa a juicio oral con Joel Fernández (19), alias "Chavito", como único imputado, y sobreseyó a Elías Fernández (21), conocido como "Narigón"; al pai umbanda César Sánchez (46) y a Javier Rodríguez (44), alias "El Pelado".

"Chavito" está acusado de "homicidio doblemente calificado por femicidio y por el concurso premeditado de dos o más personas, violación seguida de muerte y privación de la libertad agravada por resultado muerte y por la participación de tres o más personas", por lo que en caso de condena enfrenta una pena de prisión perpetua.

En tanto, el restante de los imputados era un adolescente de 17 años, quien también fue sobreseído en octubre por la jueza de Garantías del Joven María Eugenia Arbeletche, tras el pedido formulado por el fiscal del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil Mateo Guidoni.

El "pai César", "Chavito" y "Narigón" habían estado detenidos en el marco del caso hasta fines de diciembre del año pasado, pero la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín revocó sus prisiones preventivas y todos ellos recuperaron la libertad.

A su vez, "El Pelado", había estado en prisión alrededor de un mes tras ser vinculado con el caso.

La decisión del juez Porto podría ser apelada por la fiscal María Fernanda Billone, quien sostiene gran parte de su acusación en base a lo declarado en la causa por una "testigo clave" que era amiga de Melina.

En ese marco, consideró que todos los imputados participaron de una "fiesta" de sexo, drogas y alcohol en una casa de la localidad bonaerense de Pablo Podestá, tras la cual mataron a la adolescente.

Por su parte, el abogado de la familia de la víctima, Marcelo Biondi, adelantó que no apelará la resolución y que también considera que el adolescente que estaba imputado no tuvo relación con el hecho.

"No pedimos la elevación a juicio del menor y con los últimos elementos que hay, no sé si alguno de los imputados que fueron sobreseídos participaron o no", señaló Biondi.

El letrado agregó que "la resolución del sobreseimiento es adecuada a derecho y de acuerdo a las pruebas, sobre todo los testimonios de compañeros de Joel Fernández en detención, él es uno de los partícipes del crimen y tenemos que buscar al resto de las personas que han participado".

Sobre la testigo considerada "clave" opinó que "hay que analizar su relato muy bien en el juicio, si es un testimonio creíble o ha declarado para confundir, embarrar o ayudar a Joel Fernández, ya que da la misma versión que da él".

El 8 de noviembre, la familia de la víctima ya había recibido un revés en la causa luego de que el Tribunal de Casación Penal bonaerense rechazara un recurso para que todos los imputados volvieran a prisión.

Melina (17) fue vista con vida por última vez el 24 de agosto de 2014, cuando salió del boliche Chankanab del partido de San Martín, adonde había ido a festejar su cumpleaños.

El caso tomó trascendencia nacional ya que en un video tomado desde el boliche bailable se veía a la chica despidiéndose de un amigo. Luego, según testigos, subió al auto de un conocido que se había ofrecido llevarla hasta su casa.

Nunca llegó y sus padres denunciaron la desaparición a la policía, que inició su búsqueda hasta que el 23 de septiembre fue hallada asesinada a orillas del arroyo Morón, a pocos metros del predio de la Ceamse, en la localidad de José León Suárez.

Los primeros resultados de la autopsia establecieron que Melina había fallecido por "sofocamiento" entre 20 y 25 días antes de ser encontrado su cadáver, pero hasta hoy la mecánica de la muerte no pudo ser determinada.

Todavía no hallaron al navegante desaparecido en el río de la Plata

Martín Villafañe, quien permanece desaparecido desde el miércoles cuando salió a navegar solo en su velero en el río de la Plata, sigue siendo buscado por efectivos de la Prefectura Naval, en un operativo implementado tras haber sido hallada vacía la embarcación a la altura del aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

La familia de Villafañe, quien había salido a navegar en el día de su cumpleaños, pidió a una empresa de telefonía celular que rastree el aparato que llevaba consigo.

La fuerza realizó las tareas de búsqueda con dos guardacostas y un bote semirrígido en el marco de un operativo del que formaron parte buzos tácticos y agentes de a pie, que recorrieron la Costanera Norte.

El operativo comenzó el miércoles cuando personal del amarradero Club Puerto Norte, ubicado frente al Aeroparque Metropolitano, detectó al velero Norte II, sin tripulación y a metros de la costa.

Los prefectos constataron "que no había personas a bordo, ni en el agua, y que no había signos de violencia en la embarcación". Tras el hallazgo, la fuerza se comunicó con la esposa del hombre, "quien manifestó que su marido había salido con destino al club para salir a navegar y que luego no tuvo más contacto con él". El velero, de 8 metros de eslora (largo), 3 de manga (ancho) y 1.80 metros de puntal (alto), fue secuestrado por el juzgado que interviene en la causa por la desaparición de Villafañe, de 42 años.

Gustavo Coronel, cuñado de Villafañe, dijo en declaraciones a canal A24 que no tienen "ninguna novedad positiva. Sigue la búsqueda" y después afirmó al canal Todo Noticias (TN) que "seguro cayó al agua, un resbalón, un traspié".

Coronel manifestó que "con respecto a su celular, la fiscalía liberó el pedido" para que la empresa que tenía contratada en su teléfono Villafañe "pueda triangular el GPS para ver si hay una ubicación más correcta. Si él cayó de la embarcación, fue con su teléfono encima, porque en su velero no está".

Francisco Coronel, suegro de Villafañe, destacó que el hombre que permanece desaparecido "tiene tres hijos: un chico grande de 20 años, un nene de 8 y una nena de 5".

Consultado por Canal 26 sobre si su yerno tomaba todas las precauciones al momento de navegar, dijo que "sí, normalmente sí lo hacía, porque era algo que le inculcaba inclusive a sus hijos. Con el salvavidas, el arnés y la soga de rescate, tomaba todas las previsiones necesarias".

El suegro de Villafañe afirmó que cuando el hombre salió a navegar "era un día calmo, tranquilo" y recordó que habló con él poco antes de su partida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario