Información Gral

Polémica por el médico que no atendió por mirar fútbol

"Esperame que termine el primer tiempo", le dijo a un paciente. Las autoridades sanitarias le iniciaron un sumario al profesional y lo suspendieron de sus tareas.

Sábado 18 de Abril de 2015

Un médico traumatólogo de un hospital salteño protagonizó un serio incidente cuando atendió con desgano y reticencia a un hombre herido que se había presentado al centro asistencial porque estaba pendiente de las alternativas de un partido entre el Barcelona y el PSG por los cuartos de final de la Champions League. Mientras accedía de mala gana a revisar al paciente se presentó otro hombre acompañado de su mujer que alegó estar fracturado y corrió igual suerte. Las autoridades sanitarias le iniciaron un sumario al profesional y lo suspendieron de sus tareas.

En el video colgado en la red se ve al primer paciente, Raúl Olarte, que ingresa a la guardia del hospital Joaquín Castellanos de la ciudad de General Güemes, distante 55 kilómetros al noreste de la capital salteña. y saluda a Barraza: “Doctor, disculpe que lo moleste” le dice al traumatólogo quien, sin despegar los ojos del televisor acomoda unos papeles.

Olarte, de 37 años, había sufrido una herida cortante de unos seis centímetros en la pierna izquierda por la rotura de un vidrio.

Con enojo, el médico vuelve la mirada señalando la pantalla de la TV como indicándole al paciente que justo ahora lo interrumpe, al momento que se golpea el muslo de su pierna izquierda respondiéndole al paciente: “¿No te podías haber cortado a las cinco y media (17,30), cinco cuarenta y cinco (17,45)?” Sin sacar la mirada del aparato, Barraza le dice con un movimiento de su mano derecha: “¡Pasá!”

Olarte,ingresa al consultorio, se sienta en la camilla e intenta explicarle al doctor lo que le sucedió: “Me corté con un vidrio...”. El médico lo interrumpe y le pide : “Esperáme a que termine el primer tiempo. Te veo, ah”.

Olarte se sentó en la camilla casi de frente al médico, filmándolo con su celular. A Barraza, se lo ve como si estuviera controlando papeles, cuando más está pendiente de lo que pasa en la televisión.

En ese lapso, una mujer, con una radiografía en la mano, acompaña a su marido que se había quebrado una pierna por lo que está sentado en una silla de ruedas.

La pareja, queda esperando en la puerta del consultorio para ser atendida, a espaldas del médico. A todo esto, eran las 16,30.

Barraza se acuerda de Olarte y le pregunta cómo se llama, pero de pronto deja de escribir sobre un papel, y queda petrificado mirando el partido. Segundos después, la mujer, que se apoya en el marco de la puerta, le dice: “Buenas tardes doctor”.

El médico no le contesta, sigue concentrado en el partido. Luego, acomoda los papeles que tenía sobre su escritorio, se levanta de la silla, y ahí Olarte deja de filmar porque al parecer Barraza lo va a atender por fin en la camilla.

   Barraza es empleado de planta y que trabajaba hace un año en el nosocomio. “Va a tener que responder a la Justicia y al sumario administrativo que ahora va al Ministerio de Salud”, dijo el director del hospital Jorge Barni García.

“Este doctor no está identificado con el proyecto de que debemos trabajar para la gente pobre, que no tiene una obra social, que es el 50% de las personas en la Argentina”, aseguró el directivo. “Es lastimoso, vergonzoso, penoso que no tenga humanidad para hacer lo que hizo”, expresó.

“Barraza fue retirado de la guardia y tiene un sumario administrativo, que va por parte de la justicia legal sanitaria y es casi seguro que quedará fuera del circuito sanitario público”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario