Información Gral

Pasó 36 años preso por un crimen que no cometió

Michael Hanline, de 69 años, quedó libre tras comprobarse con nuevas técnicas que no había estado en el lugar del crimen que le imputaban.

Sábado 25 de Abril de 2015

Un hombre que pasó 36 años preso por un crimen que no cometió fue dejado en libertad ayer tras comprobarse que pruebas fundamentales del caso fueron ocultadas durante el juicio.

Michael Hanline, de 69 años, había sido declarado culpable de asesinato por la muerte a tiros de conductor de camión JT McGarry en 1980. Pero más de tres décadas después de haber sido encarcelado, se supo que el análisis de ADN crucial y reportajes de investigación se retuvieron durante el juicio original.

Cuando salió el miércoles de la Corte de Ventura de la mano de su esposa Sandy, Michael Ray Hanline miró hacia el cielo. De cabello ya escaso y blanco, así como su barba, el hombre que había pasado más tiempo en la cárcel en California por un crimen que nunca cometió quedó al fin libre.

"Al fin es un hombre libre", dijo Justin Brooks, el abogado de Hanline y director de California Proyecto Inocencia, una organización que defiende gratuitamente a condenados en procesos viciados.

Hanline había sido sentenciado a prisión de por vida en 1980 por el asesinato en 1978 de JT McGarry. La justicia falló que lo había matado con dos disparos en la cabeza por celos, ya que aparentemente ambos salían con la misma mujer. Años después, un funcionario descubrió que el ADN que había en el lugar no se correspondía con el de Hanline y se supo luego que uno de los testigos que lo implicaba estaba bajo influencia de las drogas en el momento en que declaró.

Siempre alegó ser inocente y se contactó con el abogado Brooks, que decidió tomar el caso. En noviembre pasado lo habían liberado, pero debía portar una pulsera con un GPS que controlaba sus movimientos. Finalmente anteayer la Corte falló que no había pruebas suficientes y decidió poner punto final a la angustia del hombre que había pasado más tiempo preso en el Estado de California siendo inocente.

Hanline dijo al salir de la corte "me siento bien. Todo lo que quiero hacer es ir a pescar, montar mi motocicleta y pasar tiempo haciendo jardinería".

Al inicio de las investigaciones, la entonces novia de Hanline, Mary Bischoff, testificó que McGarry había sido amenazado por el acusado tras la compra de una motocicleta. Afirmó que Hanline salió de su casa con un arma de fuego la noche del asesinato y regresó cubierto de barro.

En 1980, Hanline fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua. Para los fiscales, Hanline había secuestrado y asesinado a McGarry.

En la revisión del caso, en la que se usó tecnología actual, los investigadores de la ONG Proyecto Inocencia demostraron que Hanline no había estado en el lugar donde apareció asesinado McGarry. Además, demostraron que los fiscales retuvieron evidencia que debería haber sido divulgada al equipo legal de Hanline durante el juicio.

La condena de Hanline fue revocada y fue liberado de la cárcel el 24 de noviembre después que la fiscalía dijo a un juez dudas se habían planteado sobre el caso. Sin embargo, él tuvo que usar un brazalete de tobillo con GPS y se enfrentaba a la posibilidad de un nuevo juicio.

Un juez de la Corte Superior del Condado de Ventura desestimó los cargos a solicitud de los fiscales, diciendo a la corte que las denuncias no pueden ser probadas más allá de toda duda razonable. Todavía se está investigando quién pudo haber matado McGarry, quien tenía vínculos con una pandilla de motociclistas, dijo el magistrado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario