Información Gral

Ni Paul McCartney se salva del derecho de admisión

La seguridad no lo dejó ingresar a un "after party" de los Grammy. Iba acompañado por el baterista de Foo Fighters. Tras insistir un par de veces, se retiraron haciendo bromas. Mirá el video

Miércoles 17 de Febrero de 2016

A veces no basta ser el músico vivo más famoso del mundo ni una leyenda viviente de The Beatles para poder entrar a una exclusiva fiesta donde su nombre no figure en la lista de invitados VIP, tal y como le sucedió nada menos que a Paul McCartney, a quien se le negó el acceso al "after party" de los Grammy, organizado por el rapero estadunidense Tyga, en un club de Los Ángeles. 
 
El músico británico de 73 años iba acompañado de sus colegas Beck y Taylor Hawkins -baterista de los Foo Fighters-, en busca de divertirse tras la 58 edición del Grammy, en el local The Argyle en Hollywood.
 
Sin embargo los guardias de seguridad del local no le permitieron la entrada ya que no les importó que fuera un beatle para dejar de ser "non grato" en el lugar. 
 
Luego de dos intentos con sus respectivos rechazos, entre risas y frases como "¿Qué tan famosos debemos ser para poder entrar?" o "¡Necesitamos otro hit!", tuvieron que regresar a sus automóviles.
 
McCartney y compañía se dirigieron a otra fiesta, en este caso organizada por la disquera Republic Records, donde también estaban Tony Bennet, Taylor Swift y The Weeknd, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario