Información Gral

Menem admite que su hijo le da "dolores de cabeza" y que le habla para encaminarlo

El ex presidente y actual senador nacional Carlos Menem reconoció hoy que su hijo Carlos Nair le da “dolores de cabeza”, y aseguró que constantemente intenta “hacer lo imposible” para que el joven “camine bien por la vida” y que, para ello, habla con él “todos los días”.

Martes 27 de Mayo de 2008

Buenos Aires.-  El ex presidente y actual senador nacional Carlos Menem reconoció hoy que su hijo Carlos Nair le da “dolores de cabeza”, y aseguró que constantemente intenta “hacer lo imposible” para que el joven “camine bien por la vida” y que, para ello, habla con él “todos los días”.

Menem -quien confesó que no tiene “compañía” femenina luego de su separación de la ex Miss Universo chilena Cecilia Bolocco-, se  refirió al accidente automovilístico que días atrás protagonizó Nair, y advirtió que nunca le prestaría su coche a su hijo, “un  muchacho que en cualquier momento puede cometer la imprudencia como la que cometió la última vez”.

También confirmó que el joven de 27 años, hijo que tuvo con la fallecida diputada formoseña Marta Meza, está trabajando en su  bloque, en el Senado de la Nación, pero aclaró: “No es mi secretario, ni asesor, porque no está en condiciones de ser mi secretario y asesor”.

“Trabaja en el bloque correspondiente, pero bueno..., puede  ser que vaya aprendiendo algo que le pueda ser útil en el futuro”,  reflexionó el ex presidente en diálogo con radio La Red, y señaló  que su vástago “está yendo a la universidad, a la UADE, estudiando derecho”.

Menem deslizó al respecto: “Vamos a ver, yo trato de hacer lo imposible para que camine bien por la vida”.

En un largo reportaje en el que criticó la política agropecuaria del gobierno de Cristina Fernández, el ex mandatario se prestó  a unas preguntas distendidas sobre su vida personal.

Consultado sobre Nair, quien tras su participación en Gran Hermano es frecuente objeto de interés por parte de los medios, Menem admitió: “Y, sí, cómo no me va a dar dolores de cabeza”.

“Trato de corregir una serie de situaciones que va creando a partir de lo que a él le ha tocado vivir, que no ha sido muy  fácil”, reflexionó y destacó: “Todos los días le hablo”.

La semana pasada, el joven volvió a acaparar la atención de la prensa a raíz del accidente que sufrió en la avenida Libertador,  en el barrio porteño de Núñez, cuando el automóvil Porsche que conducía derrapó en medio de la calzada, dio varias vueltas y golpeó contra la baranda de contención.

El hijo del legislador nacional -reconocido hace dos años tras la intervención de la Justicia- recibió sólo heridas leves y salió del centro asistencial donde fue atendido con un cuello ortopédico.

“Dios es grande por eso se salvó”, exclamó Menem, y evocó que su hijo “iba sin cinturón. No pasó a mayores, gracias a Dios”,  insistió.

Finalmente se le preguntó cuál era su situación personal a nivel sentimental: “No estoy casado, no tengo compañía, tengo  fundamentalmente amigos, hijos, que son tres: Zulemita, Carlos  (Nair) y Máximo, tengo nietos y un bisnieto (de su primogénito  fallecido), así que (estoy) bien”, puntualizó. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario