Información Gral

Los líderes de Sendero Luminoso piden tener visitas íntimas en la cárcel

Los máximos líderes de la guerrilla peruana Sendero Luminoso, Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre, quienes son pareja desde hace 20 años pero están encarcelados en penales diferentes, reclamaron hoy el derecho a visitarse, lo que de concretarse implicaría fuertes medidas de seguridad.  

Martes 01 de Septiembre de 2009

Lima.- Los máximos líderes de la guerrilla peruana Sendero Luminoso, Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre, quienes son pareja desde hace 20 años pero están encarcelados en penales diferentes, reclamaron hoy el derecho a visitarse, lo que de concretarse implicaría fuertes medidas de seguridad.

Guzmán e Iparraguirre comandaron la sangrienta lucha del grupo maoísta Sendero Luminoso, en la que murieron o desaparecieron unas 69.000 personas en Perú, según cifras oficiales.

El pedido fue realizado por Iparraguirre y si el tribunal da luz verde a la solicitud, se debería movilizar un “enorme” contingente de seguridad en el que habría que desplegar hasta helicópteros, explicó a Reuters un funcionario del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

El traslado de la líder guerrillera tomaría cerca de una hora en auto, agregó el funcionario.
“Presentamos esta demanda sobre proceso de habeas corpus contra el presidente del Inpe por negar el derecho de visita familiar a nuestra patrocinada, la profesora Elena Iparraguirre, es decir su derecho a visitar al doctor Abimael Guzmán”, explicó el abogado Alfredo Crespo a periodistas.

Iparraguirre había pedido en el 2006 permiso al Inpe para visitar a “su conviviente” Guzmán, pero ese instituto se lo negó hace apenas unos meses alegando que ambos son casados con diferentes personas.

La líder senderista se unió a la lucha armada en la década de 1980 y está aún casada con Javier Verástegui con quien tuvo dos hijos. Guzmán, por su parte, es viudo de Augusta La Torre, alias camarada Nora, quien también era parte de la cúpula del grupo rebelde.

“Ella tiene la condición de poder tener su compañero, su conviviente, y la sentencia dada por el fuero militar, la sala penal, todos le ponen que son convivientes”, agregó. “Le niegan el pedido porque dicen que uno es casado, el otro también, entonces les niegan y así sacan una serie de pretextos”, afirmó el abogado.

Crespo destacó que Guzmán e Iparraguirre son convivientes desde 1989 y que la Constitución peruana “establece igualdad ante la ley”, mientras que el código penal “no dice que está prohibido (el derecho a visitas conyugales) para los de Sendero Luminoso o del MRTA”.

Pese a que Iparraguirre está casada, el líder de Sendero Luminoso pidió su mano hace unos años durante un juicio en el que fueron condenados a cadena perpetua.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario