Información Gral

"La droga está dañando mucho a la Patria Grande", dijo Francisco

El Papa Francisco recibió al responsable del Sedronar, el sacerdote Juan Carlos Molina, y le transmitió su preocupación por el avance del narcotráfico y la droga en el país, y le advirtió que "hay...

Jueves 27 de Febrero de 2014

El Papa Francisco recibió al responsable del Sedronar, el sacerdote Juan Carlos Molina, y le transmitió su preocupación por el avance del narcotráfico y la droga en el país, y le advirtió que "hay mucho por hacer" para atender a quienes padecen problemas de adicciones.

El sacerdote y funcionario kirchnerista dio ayer detalles del encuentro en el Vaticano con el Pontífice argentino a través de su cuenta personal en Twitter.

"El narcotráfico y la droga están haciendo mucho daño a la Patria Grande, me dijo el Papa... Trabajemos por un camino de unidad", escribió Molina en la red social. Según Molina, el Papa le pidió que trabaje en "proyectos de vida" para combatir las adicciones.

El funcionario definió el encuentro con Francisco como "fuerte y lindo" y aseguró que "hablamos sobre drogas".

"Salió una interesante agenda de trabajo", subrayó en un tuit.

Molina reveló que Francisco tiene en la cómoda de su dormitorio en la casa Santa Marta, donde reside, una foto de un joven de la villa apodado "El Cuervo", adicto al paco, que inició su camino de recuperación de las drogas en 2008 después de que Jorge Bergoglio le lavara los pies durante una celebración del Jueves Santo.

"Siempre rezo por ellos. Hay mucho por hacer", escribió el funcionario que le dijo el Papa.

En su cuenta de Twitter, Molina también publicó dos fotografías del encuentro que mantuvo con el Papa. Francisco y Molina posaron sosteniendo una remera de la Sedronar con la leyenda "Cuidate de las drogas" y otra con la imagen del sacerdote peronista y tercermundista Carlos Mugica, referente de las luchas populares en la villa 31 de Retiro, asesinado en 1974 por la Triple A. Molina fue designado en noviembre por la presidenta Cristina Fernández, después de un duro documento de la Iglesia. En esa declaración, los obispos trazaron un duro panorama sobre el "flagelo" de la droga y el narcotráfico, y reclamaron a la dirigencia política tomar medidas urgentes para combatir las mafias, al advertir que el país está a un paso de ingresar en una situación de "difícil retorno".

Asimismo, cuestionaron que la Sedronar llevara varios meses sin designar un "responsable" en ese organismo tras la salida de Rafael Bielsa.

Molina llegó al cargo a título personal y no en representación de la Iglesia, y debió pedir una dispensa al obispo de Río Gallegos, Miguel Angel D"Annibale, para ejercer sus funciones.

Unción de los enfermos. En tanto, el Papa Francisco recomendó ayer a los católicos llamar más a menudo al sacerdote para que imponga el sacramento de la unción de enfermos, puesto que su llegada no implica que detrás vengan las pompas fúnebres.

"Nos hemos hecho a la idea de que, cuando un sacerdote visita un enfermo, según él, las pompas fúnebres vienen después. No es cierto. El sacerdote acude para ayudar a los enfermos (...) Es el mismo Jesús quien llega para aliviar al enfermo, para darle fuerzas, para darle esperanza, para ayudarlo", indicó Jorge Mario Bergoglio.

El Santo Padre invitó a las familias a llamar a un cura, incluso cuando la enfermedad de la persona no revista gravedad.

Tras la audiencia semanal ante 30 mil personas, Francisco impartió una clase de catecismo para explicar en palabras comprensibles al gran público los sacramentos cristianos (bautismo, eucaristía, confirmación, penitencia, unción de enfermos, orden sacerdotal y matrimonio).

Francisco empezó ayer con el sacramento menos conocido: la unción de enfermos, denominada anteriormente como "extrema unción" al administrarse a los enfermos en sus últimas horas.

Tras la audiencia, el Papa Francisco saludó a las personas con enfermedades raras, dos días antes de la jornada mundial dedicada a estos enfermos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS