Información Gral

La Corte dice que es inconstitucional penalizar el consumo de marihuana

Además, exhortó a los otros poderes a fijar políticas contra el tráfico ilícito de estupefacientes. El Máximo Tribunal se expidió sobre el caso Arriola, una investigación sobre una red de comercialización de estupefacientes en Rosario donde el propio tribunal confirmó hace unos meses la condena a los dealers.

Martes 25 de Agosto de 2009

La Corte Suprema de Justicia  dictó hoy una despenalización parcial del consumo de marihuana,  limitándolo al ámbito privado y siempre y cuando no participen menores  de edad. El máximo tribunal se pronunció en la causa “Arriola”, en el que dos vendedores de drogas fueron  condenados pero cinco consumidores quedaron a salvo de cualquier  persecución penal.

Además, la Corte resolvió “exhortar a todos los poderes  públicos a asegurar una política de Estado contra el tráfico ilícito de  estupefacientes y a adoptar medidas de salud preventivas, con  información y educación disuasiva del consumo, enfocada sobre todo en  los grupos más vulnerables, especialmente los menores de edad”.

El fallo establece que el consumo de marihuana en el ámbito de  la intimidad está protegido por el artículo 19 de la Constitución  Nacional, que establece que “las acciones privadas de los hombres  que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública ni  perjudiquen a un tercero están sólo reservadas a Dios y exentas de la  autoridad de los magistrados”.

La Corte dejó a salvo de una condena penal a cinco jóvenes rosarinos identificados en el expediente como Gustavo Fares,  Marcelo Acedo, Mario Villarreal, Gabriel Medina y Leandro Cortejarena, consumidores todos ellos de marihuana provista por Sebastián  Arriola y Mónica Vázquez, integrantes de una presunta red cuyos cabecillas fueron condenados.

Para los jueces, en el caso en particular “no había peligro  para terceros, ni adicción demostrada, ni evidencia alguna acerca de  que tuvieran intenciones de comercializarla”.

En resumidas cuentas, el fallo sostiene que el consumo de  marihuana en el ámbito privado no puede ser penado si el consumidor es  mayor de edad.

Si bien el fallo fue emitido por unanimidad, sólo dos jueces,  Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, unificaron  fundamentos, en tanto el resto de los ministros, Ricardo Lorenzetti,  Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Carmen Argibay y Raúl Zaffaroni se  pronunciaron cada uno por su propio voto.

Los jueces coincidieron en declarar la “inconstitucionalidad  de la pena de la tenencia para el consumo en privado”, argumentando  que “se debe proteger la privacidad de las personas adultas para  decidir cuál es su conducta y, en el caso, si desean tener o  consumir drogas”.

Los jueces se pronunciaron sólo sobre la sustancia  “marihuana”, y aunque los votos e Highton y Maqueda hacen alusión a otras  drogas ilícitas, no se fijó un criterio que las abarque, al menos en  este fallo.

La sentencia declara la inconstitucionalidad -por violatoria  del derecho a la intimidad- de un artículo de la ley 23.737, de  Drogas, que castiga con un mes a dos años de prisión la tenencia para  consumo personal de escasa cantidad de droga.

Voceros del tribunal aclararon que la Corte “no se expidió ni legitimó el consumo con ostentación hacia terceros, ni aquel con intención de comercializar, y sólo se refirió a la marihuana”.

Del mismo modo, tampoco se pronunció sobre los alcances de la expresión “escasa cantidad”, aunque en el caso se trató de cinco personas que tenían un máximo de tres cigarrillos de marihuana  cada uno.

“No cabe penalizar conductas realizadas en privado que no  ocasionen peligro o daño para tercero. Los argumentos basados en la  mera peligrosidad abstracta, la conveniencia o la moralidad pública  no superan el test de constitucionalidad”, explicó el tribunal  mediante un comunicado.

Los voceros aclararon que “no se consagró un permiso legal  para consumir indiscriminadamente”, así como tampoco “se adoptaron  posiciones sobre la conveniencia de la sanción penal del consumo de  drogas o su despenalización”.

La Corte regresó así a lo que estableció en 1986, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, en el denominado “Fallo Bazterrica”,  pues su protagonista fue Gustavo Bazterrica, ex guitarrista de los  rockeros Charly García y Miguel Abuelo.

Aquella formación de la Corte modificó el criterio que la  Corte durante la última dictadura había establecido en los casos  “Colavini” y “Valerio”, que mantuvo la figura delictiva sobre la  tenencia de escasas cantidades de droga para consumo personal.

En 1990, la Corte menemista coincidió con el fallo de la  dictadura y sancionó el fallo “Montalvo”, que volvió a penalizar la  tenencia para consumo.
Si bien ese criterio rigió hasta hoy, lo cierto es que la  Cámara Federal porteña y otros tribunales del país consideraban que la  tenencia para consumo personal no debía ser considerada delito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS