Información Gral

La Berlinale otorgó el Oso de Oro a un documentalista

El italiano Gianfranco Rosi ganó el Festival de Cine de Berlín con su “Fuoccoammare”, con el que registró el arribo de refugiados a Lampedusa.

Domingo 21 de Febrero de 2016

Después de más de una semana de proyecciones de películas y celebridades cruzando la alfombra roja, el jurado del 66º Festival Internacional de Cine de Berlín otorgó ayer su máximo galardón, el Oso de Oro, al director italiano Gianfranco Rosi por “Fuocoammare” (Fuego en el mar), un documental sobre la llegada de inmigrantes a Europa.

   La edición puso especial atención a los refugiados, en una semana en la que George Clooney se entrevistó con la canciller alemana Angela Merkel para ver cómo podía ayudar en esa cuestión, por lo que casi parecía cantado que el documental de Rosi resultara premiado.

   “Es una película necesaria”, dijo la presidenta del jurado internacional de la Berlinale, Meryl Streep, a la hora entregar ayer el galardón a Rosi, quien hizo subir al estrado a Piero Bartolo, el médico que atiende a los refugiados a su llegada a la isla de Lampedusa y la persona que impulsó al realizador a rodar el filme. “En este momento pienso en las personas que no llegaron jamás a Lampedusa”, dijo Rosi al recoger el galardón, que dedicó a las personas de la isla italiana que abrieron a su corazón a los inmigrantes.

   “Los pescadores aceptan todo lo que viene del mar, y esa es una lección que nosotros deberíamos aprender”, añadió Rosi, quien lamentó los debates que se están dando en Europa sobre este tema. “Muros y fronteras nunca han funcionado”, insistió. “No es aceptable que la gente muera mientras intentan huir de una tragedia”, concluyó.

   El italiano consigue poner rostro, dar alma a esas imágenes recurrentes en las noticias sobre la llegada de los refugiados a Lampedusa, el principal punto de llegada de los inmigrantes que parten desde las costas del norte de Africa.

   Su cámara no abusa de las imágenes más lacerantes como las de las bolsas de los cadáveres o los cuerpos casi inertes por la deshidratación o la extenuación, pero sí resultan demoledoras las palabras del doctor Bartolo, que desarma con su sencillo relato sobre cómo atiende a estas personas desde 1991.

   Según dijo Meryl Streep, la cinta contiene un posicionamiento político y posee ambición artística demostrando todo lo que un documental puede lograr.

   “Fuocoammare” fue una de las favoritas de la crítica y Rosi consigue así un gran éxito tras haber alzado el León de Oro en Venecia con su anterior trabajo “Sacro GRA”, un documental que recorre la carretera de circunvalación que rodea Roma a través de las singulares personas que residen allí.

   Y si tiene un indudable acento político la entrega del Oso de Oro, no lo es menos el Gran Premio del Jurado a “Death in Sarajevo”, en la que el director bosnio Danis Tanovic revisa el pasado de su Bosnia natal y muestra su presente a través de la alocada historia de los empleados de un hotel en Sarajevo.

   El cineasta que debutó con gran éxito en 2001 con “No man’s land” se hizo también con el premio que otorga la asociación internacional de críticos de cine, Fipresci. Tanovic escribió este guión basándose en un monólogo para el teatro del escritor y filósofo francés Bernard-Henri-Lévy, a quien ayer también agradeció el premio.

   Además, la joven Mia Hansen Love (París, 1981) se alzó con el premio a la mejor dirección por “L’avenir”, un drama sobre el conflicto que enfrenta mujer madura, una intelectual a la que da vida Isabelle Huppert, cuando su vida se desmorona. Su marido la abandona y ella enfrenta su futuro y su soledad desde la serenidad que le aporta su bagaje filosófico.

   La actuación de Huppert había sido aplaudida, pero otra actriz, la danesa Trine Dyrholm alzó el Oso de Plata a la mejor interpretación por encarnar al igual que Huppert a una mujer que hace frente al fin de su matrimonio en “The Commune”, un retrato de la vida en una comuna danesa en los ’70 en el que el director Thomas Vinterberg recurre sus recuerdos de infancia.

  Argentina presentó en la muestra la comedia dramática “El rey del Once”, de Daniel Burman, ambientada en el barrio Once de Buenos Aires (el realizador ganó un Oso de Plata a la mejor película con “El abrazo partido” en 2004), y “La helada negra” de Maximiliano Schoenfeld, quien explora la ruralidad amenazada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario