Información general

Hallan en Egipto el cementerio de mascotas más antiguo del mundo

Tendría casi 2.000 años. En el lugar enterraron a unos 500 gatos y 100 perros, en la costa occidental del Mar Rojo.

Miércoles 10 de Marzo de 2021

Un grupo de arqueólogos polacos descubrió el que consideraron el cementerio de mascotas más antiguo del mundo, ubicado en el antiguo puerto romano de Berenice, conocido actualmente como Medinet-el Haras, sobre las costas del Mar Rojo.

Según los investigadores, los restos hallados dataría de hace unos 2.000 años y en su mayoría corresponden a gatos, aunque también se hallaron tumbas de perros.

Si bien el lugar fue descubierto hace una década, nunca se había investigado en profundidad y se hizo recién ahora, logrando determinarse que las mascotas allí sepultadas eran tan apreciados y dieron por hecho que eran considerados como un miembro más de la familia.

El cementerio fue localizado en un sector de dunas ubicado fuera de las murallas de la ciudad. Los investigadores de la Academia de Ciencias de Polonia lo encontraron debajo de un basurero romano y creen que el cementerio fue usado especialmente entre mediados del siglo I hasta mediados del II DC, cuando Berenice era un bullicioso centro que comerciaba con marfil, telas y otros artículos de lujo procedentes de India, Arabia y Europa.

mascotas11.jpg

El equipo dirigido por Marta Osypinska ya había desenterrado los restos de unos 100 animales en 2017, la mayoría de ellos gatos. Pese a que las evidencias mostraban que habían sido cuidados como mascotas, algunos arqueólogos plantearon la posibilidad de que los huesos hubieran sido desechados como basura.

Ahora ya son 585 los esqueletos encontrados, que fueron analizados minuciosamente por un veterinario que logró determinar la causa de la muerte, la dieta e incluso el estado de la salud de las mascotas. La conclusión es que todos estos animales de compañía fueron depositados con cuidado en fosas bien preparadas, según explicaron en un artículo publicado en la revista World Archaeology.

La importancia que le daban a los animales por entonces está dada porque muchos de ellos estaban envueltos con finas telas o piezas de cerámica que formaban una especie de sarcófago. Los gatos, que representaban el 90% del total de los restos, llevaban collares de hierro u otros enhebrados con vidrio y conchas marinas. Pero también había perros y dos especies distintas de macacos.

En el cementerio no se halló, por otra parte, ni una sola momia. Tampoco había rastro de sacrificios o matanzas deliberadas de animales, algo muy común en el valle del Nilo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario