Información Gral

Gerardo Romano indignado por la liberación del ladrón que detuvo ayer en la calle

El actor manifestó su bronca por que el muchacho al que ayudó a detener fue liberado a las pocas horas. "Me angustia saber que largaron al delincuente", afirmó.

Jueves 03 de Abril de 2014

El hombre que fue detenido ayer con la ayuda del actor Gerardo Romano acusado de cometer un arrebato en Palermo, fue liberado en 11 horas y se constantó que hace ocho meses había sido apresado por un robo a mano armada.

El imputado, identificado como Daniel Darío Romero (33), recuperó la libertad a las 0.40 de hoy, sin traslado a Tribunales y desde la misma comisaría 25, por orden del juez de instrucción Facundo Cubas.

Romero quedó imputado de robo simple -no tenía armas- y  lesiones -por las excoriaciones con las que quedó la víctima del arrebato-, dos delitos que son excarcelables.
 
El actor fue notificado de la liberación a través del programa de La Red que conduce González Oro: "Entregué mi vida, me hice cargo de las dos turistas que estaban aterradas, les hice de traductor, las acompañé a la comisaría, declaré, ¿y un magistrado libera a un delincuente con antecedentes? Hay que saber quién es ese juez", declaró el intérprete.
 
"Me angustia saber que largaron al delincuente", agregó Romano, uno de los transeúntes que al observar el robo decidió correr al autor del hecho, lo redujo y se lo entregó a un efectivo de la comisaría 25.
 
Los voceros indicaron que en la comisaría se corroboró que Romero había sido detenido en agosto del año pasado por robo calificado a mano armado, pero las fuentes no aclararon si en esa causa fue procesado o sobreseído.
 
Romero fue detenido ayer a las 13.30 a dos cuadras de la plaza Serrano, en Costa Rica entre Borges y Gurruchaga, por un policía de la comisaría 25 y la ayuda del actor Gerardo Romano.
 
El propio artista explicó que momentos antes le había arrancado un reloj pulsera a una turista francesa y salió corriendo con intenciones de abordar la moto en la que lo esperaba un cómplice que luego escapó.
 
El sospechoso fue reducido y apresado por el policía, y  Romano no sólo colaboró con el arresto sino también para calmar a  los vecinos que rodeaban e insultaban al detenido con intenciones de agredirlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario