Información Gral

El último miembro del clan Puccio detenido deberá seguir en la cárcel

Guillermo Fernández Laborda, de 72 años, admitió haber cometido los crímenes de los empresarios Emilio Naum y Ricardo Manoukian, ambos víctimas de la actividad del clan.

Sábado 21 de Noviembre de 2015

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la condena a prisión perpetua y el cómputo de la pena para el último de los integrantes del denominado "Clan Puccio" que sigue detenido.

Se trata de Guillermo Fernández Laborda, de 72 años, quien admitió haber cometido los crímenes de los empresarios Emilio Naum y Ricardo Manoukian, ambos víctimas de la actividad del clan.

Treinta años después de producida su primera detención, en 1985, la Corte, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, ratificó sendas decisiones que aplicaron la pena máxima que establece la ley argentina a Fernández Laborda.

Además, quedó firme la decisión de darle por cumplida la condena el 28 de marzo de 2022. Saldrá en libertad cuando tenga 79 años.

Fernández Laborda es el único de los miembros del tristemente celebre "clan" que permanece detenido: pasó más tiempo tras las rejas incluso que Arquímedes Puccio y sus hijos, Alejandro y Daniel.

Al ser juzgado, admitió haber asesinado a dos de las víctimas de la banda que operaba en el sótano del acomodado chalet de San Isidro, los empresarios Emilio Naum y Ricardo Manoukian.

Si bien en 1995 fue condenado a prisión perpetua por los cuatro secuestros y tres crímenes cometidos por la banda, en 2007 recuperó su libertad (por el beneficio del 2x1). Pero duró poco: meses después volvió a ser detenido. Esta vez fue descubierto tras cometer estafas con créditos bancarios.

Por el delito de "defraudación" lo condenaron a tres años y medio de cárcel, lo declararon reincidente y le sumaron las condenas.

La defensa de Fernández Laborda apeló la extensión de la condena ante la Cámara Federal de Casación Penal y el fiscal Javier de Luca dictaminó a su favor: entendió que el integrante del "clan Puccio" llevaba en prisión "casi 40 años (los últimos 4 años lo fueron por una pena de 3 años y seis meses) y no tiene una fecha cierta de cuándo procederá el agotamiento de su pena".

Además, consideró que el caso de Fernández Laborda "se ha decidido en base a una ley más gravosa no vigente al momento de comisión de los hechos que motivaron su condena a prisión perpetua unificada con una condena a una pena temporal por un delito cometido con posterioridad, que no puede modificar la ley aplicable".

Pero los camaristas Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Mariano Borinsky rechazaron el recurso. Fernández Laborda entonces llegó hasta la Corte Suprema, que dejó firme la sentencia inicial.

Sus muertes. El 22 de julio de 1982 Ricardo Manoukian, cuyo asesinato confesó haberlo hecho Fernández Laborda, fue secuestrado por la banda el 22 de julio de 1982. Tenía 23 años y desapareció sin dejar rastros. Su familia recibió un pedido de rescate de 250 mil dólares, que pagaron con la esperanza de recuperar al joven con vida. Sin embargo, Manoukian fue asesinado el 30 de julio de ese mismo año de tres disparos en la cabeza.

El empresario Emilio Naum (la segunda persona asesinada por Fernández Laborda y tercera víctima del clan, un año después de la segunda, Eduardo Aulet) fue abordado en junio de 1984 cuando detuvo su vehículo al ver que Arquímedes Puccio le hacía señas sin sospechar que intentaban secuestrarlo. Pero Naum no llegó a ser capturado, porque al darse cuenta de lo que sucedía, intentó resistirse y fue asesinado de un balazo.

El clan. Para los investigadores, la organización criminal de los Puccio estuvo integrada por Arquímedes Puccio, el líder; Alejandro, uno de los hijos EM_DASHrugbier del CasiEM_DASH; Daniel Puccio, otro de los hijos de Arquímedes; el militar retirado Rodolfo Franco y sus amigos Guillermo Fernández Laborda y Roberto Oscar Díaz.

Arquímedes fue condenado a reclusión perpetua más accesoria por tiempo indeterminado. Estuvo en prisión durante 23 años, hasta que la Justicia determinó que por el régimen del 2x1 debían computársele 53 años y ocho meses de prisión motivo por el cual fue beneficiado con la libertad condicional. Se fue a vivir a la casa de un pastor evangelista, en General Pico (La Pampa) donde murió en mayo de 2013, a sus 84 años, por una complicación derivada de un accidente cerebrovascular.

Alejandro, el día que le tocó ir a declarar al Palacio de Justicia, en 1985, antes de llegar a la sala se lanzó desde el quinto piso del edificio. Cayó sobre un puesto del vestíbulo de la planta baja, pero sobrevivió. En diciembre de ese año fue condenado a reclusión perpetua más la accesoria por tiempo indeterminado. Fue liberado en abril de 1997, por la ley del 2x1. Volvió a ser detenido a fines de los 90 porque la Justicia entendió que su liberación no había sido correcta. Falleció en 2008, y su abogado aseguró que la muerte estuvo relacionada a las secuelas de ese intento de suicidio en el Palacio de Justicia.

Ni Arquímedes ni Alejandro reconocieron jamás ser los autores de los secuestros y asesinatos.

"El clan", la película del director Pablo Trapero estrenada este año y que tantos elogios recibió, está basada en la vida de estos personajes que hicieron del secuestro extorsivo un negocio de familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS