Información Gral

El crucero de placer Costa Concordia fue enderezado y reflotado

Expertos italianos y estadounidenses lograron voltear el gran barco, que estaba escorado 65 grados y apoyado en el fondo marino.

Miércoles 18 de Septiembre de 2013

El crucero naufragado Costa Concordia fue enderezado ayer en la isla italiana de Giglio, en una tensa operación que reveló los daños del barco que permaneció recostado en el agua por 20 meses, provocando la muerte de 32 personas.

El lodo cubría la parte del crucero que estuvo sumergida, ahora abollada por el peso del propio barco, mostrando un fuerte contraste con lo que fue un impecable hotel flotante que trasladaba a más de 4.000 turistas y volcó tras haber chocado con le fondo marino el 13 de enero del 2012.

Una de las operaciones de salvamento marítimo más complejas y costosas que se hayan intentado enderezó a la nave de 17 pisos, 290 metros de eslora y 114.500 toneladas con el uso de una serie de grandes mecanismos hidráulicos y cables y tras 19 horas de labor la ubicó sobre una plataforma artificial perforada en el lecho marino.

La nave, que tenía 65 grados de inclinación cuando estaba recostada sobre los arrecifes, inició la rotación impulsada por 36 enormes cables de acero enlazados a pequeñas torres instaladas para la operación.

"La nave está vertical y se apoya sobre plataformas", anunció emocionado Nick Sloane, líder de la operación para el consorcio estadounidense-italiano Titan-Micoperi, que permitió que la nave descanse ahora erguida sobre soportes instalados a 30 metros de profundidad.

La técnica conocida como "parbuckling" nunca se había probado en un barco tan grande y en una posición tan complicada, con el riesgo agregado de una catástrofe medioambiental en las aguas de la región de Toscana.

Sloane dijo que el momento más crítico fue cuando el barco empezó a desprenderse de la formación rocosa, mientras los ingenieros aplicaban más de 6.000 toneladas de presión a través de conectores y cables.

Los costos de la operación exceden los 600 millones de euros (800 millones de dólares) y constituyen más de la mitad de una pérdida general por seguro superior a 1.100 millones de dólares.

El trabajo no estará completado hasta que el crucero sea remolcado de la isla, algo que podría concretarse en la próxima primavera boreal, para después ser desguazado en un destino aún no revelado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario