Información Gral

China y Estados Unidos rechazaron los límites a las emisiones de gas

Los dos países que más contaminan en el mundo, Estados Unidos y China, dijeron que no están listos para reducir de manera obligatoria la emisión de los gases invernadero, en la conferencia sobre cambio climático global de las Naciones Unidas realizada en Bali.

Lunes 10 de Diciembre de 2007

Los dos países que más contaminan en el mundo, Estados Unidos y China, dijeron que no están listos para reducir de manera obligatoria la emisión de los gases invernadero, en la conferencia sobre cambio climático global de las Naciones Unidas realizada en Bali. Pero eso no parece preocupar al funcionario Yvo de Boer, quien aseguró que aún es muy pronto para analizar esos detalles.

  "Esta reunión no es para aprobar un acuerdo sobre cambio climático global, sino para poner en movimiento el proceso de negociaciones", expresó el jefe de la agencia de la ONU especializada en el cambio climático, mientras los presidentes, primeros ministros y ministros de medio ambiente se preparaban para analizar cómo frenar el aumento de la temperatura.

  "Llegar a una conclusión, incluso en dos años, será muy ambicioso, más aún el intento de lograr ese tipo de resultados en dos semanas", dijo.

  El texto de las negociaciones que se realizan en la conferencia menciona metas para reducir la cantidad de sustancias contaminantes emitidas a la atmósfera, pero de una manera no obligatoria. La reunión, iniciada el 3 de diciembre, finalizará este viernes.

  El preámbulo del documento mencionó que para el año 2020 las emisiones de las naciones industriales deberían ser recortadas a niveles entre un 25 y un 40 por inferiores a los que había en 1990. Indicó también que las emisiones contaminantes globales aumentarían en los próximos 10 a 15 años y luego deberían caer dramáticamente a la mitad de los niveles de 2000 antes de que llegue la mitad del siglo.

 

Debate. "Son pocas las posibilidades de que esos números sean incluidos en el documento final", dijo Boer. Sin embargo es muy probable que retomen el debate en las conversaciones de Bali, que apuntan a lanzar una negociación de dos años para sellar un acuerdo que reemplace al Protocolo de Kioto.

  Entre otras cosas, los dele- gados decidirán esta semana qué temas incluirán en el plan de Bali, entre ellos posibles referencias a la importancia de ayudar a los países más vulnerables a adaptarse, y la necesidad de suministrar a las naciones en desarrollo del conocimiento técnico necesario para reducir las emisiones.

  Con respecto a la reducción obligatoria de las emisiones, dijo Boer: "Realmente espero que eso sea analizado hacia el final de los dos años de negociaciones y no aquí".

  El Protocolo de Kioto, rechazado por EEUU, obliga a los más de 35 países que lo firmaron a reducir un promedio del 5 por ciento por debajo de los niveles de 1990 sus emisiones de gases invernadero en los próximos cinco años.

  Una de las razones por las que Washington no lo avaló fue porque el pacto no fijó límites para los países de economías emergentes como China. Ambas naciones son las que más gases invernadero emiten, aunque no siempre los científicos se ponen de acuerdo en cuál de las dos es la que encabeza la lista. Los gases invernadero son unos de los principales responsables del calentamiento global.

  El principal negociador de EEUU expresó que Washington tendrá su propio plan para recortar las emisiones de gases contaminantes a mediados del 2008 y no avalará la disminución obligatoria de los gases en los próximos días.

 

Elemental, Watson. "No estamos listos para hacer eso aquí", declaró Harlan Watson, cuyo país (Estados Unidos) respalda un enfoque más voluntario sobre los recortes de las emisiones. "Estamos trabajando en eso, en lo que será nuestra contribución, y nuevamente lo esperamos para algún momento antes de fin del proceso de negociaciones de las economías más importantes".

  Ese proceso comenzó en septiembre, cuando el presidente de EEUU, George W. Bush invitó a otros 16 países, incluidos los europeos, Japón, China y la India, a Washington para analizar un futuro programa internacional que reduzca las emisiones del dióxido de carbono y otros gases.

  Watson indicó que la decisión final probablemente sea anunciada a mediados del año próximo en una reunión de "líderes".

  Por su parte, el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, y el indio Rajendra Pachauri, presidente del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (Ipcc) de la ONU, defendieron ayer, en la víspera de recoger el Nobel de la Paz 2007, un mayor compromiso político mundial para frenar la amenaza del cambio climático.

 

Compromiso. Gore y Pachauri reconocieron su temor a que los cambios futuros sean más graves de lo que señalan las últimas previsiones de los expertos sobre clima de la ONU. "De ahí la necesidad de una acción política porque se trata de ‘una cuestión de supervivencia de la civilización", según las palabras de Al Gore.

  "Hay algunas carencias en los análisis, pero hay varios datos que apuntan a que la cuestión climática será más acuciante en el futuro, es mi estimación personal", señaló Pachauri en la tradicional conferencia de prensa en el Instituto Nobel de Oslo.

  Además, Al Gore resaltó que en las cuatro décadas que llevaba interesándose en estos temas, se venía repitiendo un mismo patrón de forma clara: que la realidad siempre termina siendo peor que las predicciones iniciales de los científicos. (DPA y Reuters)

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario