Información Gral

Agoniza una adolescente que recibió quince puñaladas al salir del colegio

Sucedió en Río Cuarto. En un principio se pensó en un asalto sexual; luego, en un ataque propinado por un conocido. Por la agresión detuvieron a un joven y amigas de la chica concretaron una marcha.

Sábado 20 de Junio de 2015

Una adolescente de 17 años que fue atacada de 15 puñaladas el martes último cuando presuntamente se resistió a ser abusada sexualmente por varias personas que la interceptaron a la salida del colegio al que asiste, en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, permanecía ayer en estado gravísimo internada en un policlínico.

Melisa González, en estado de coma inducido, podría arrastrar serias complicaciones neurológicas a futuro por una grave herida que sufrió en el cuello, que le afectó la irrigación sanguínea al cerebro.

Ayer a la tarde la policía cordobesa comenzó sin embargo a trabajar sobre otra hipótesis: más que un ataque sexual el caso se trataría de violencia de género. Oscar Zuin, jefe de la unidad departamental Río Cuarto, dijo que "al declarar la menor dio tres versiones diferentes. Estamos trabajando directamente sobre un hecho de violencia de género".

Instantes después se supo que la policía detuvo a un joven de 19 años, sospechado de ser uno de los autores. El muchacho sería conocido de Melisa, y se le secuestró una moto amarilla en la que se cree que circulaba al momento de ocurrir la agresión. En esa unidad se habrían hallado manchas de sangre.

A media tarde, también, una sorpresiva marcha tomó cuerpo en el microcentro de Río Cuarto, en reclamo de justicia.

La madre de Melisa, de nombre Alejandra Ledesma, contó a la prensa que su hija además "tiene otra gran herida en el pulmón, la pudieron estabilizar, pero al estar muchos días en terapia corre riesgo. El pronóstico es reservado, nos dijeron que está grave y puede tener secuelas. De las 15 o 20 puñaladas, las peores son en el cuello y en el pulmón".

Sobre el ataque que sufrió, la mujer dijo que Melisa llegó a dar una versión del suceso, aunque ella no ahondó en preguntarle debido a la gravedad del estado que atravesaba.

"Lo que ella nos contó apenas la trajeron al policlínico es que unos chicos en moto la bardearon, le pidieron un beso y por maldad la atacaron, pero no sé si es real. Yo no le quería preguntar mucho porque no estaba bien", explicó Alejandra.

El hecho ocurrió la noche del martes cuando la víctima salió del colegio nocturno Mariquita Sánchez de Thompson, del barrio Banda Norte, al que asiste, y fue interceptada por personas que la llevaron por la fuerza hasta un baldío ubicado en Marcelo T. de Alvear y Berutti, en Río Cuarto. Fue cerca de las 23.

Vecinos de la zona, que escucharon gritos, vieron a dos personas escapar en una moto y, al acercarse al baldío, hallaron a la chica gravemente herida.

La joven fue trasladada en un patrullero policial hasta el hospital San Antonio de Padua para recibir los primeros auxilios, y luego fue derivada al policlínico San Lucas, donde fue intervenida quirúrgicamente.

Los investigadores descartaron desde un principio la posibilidad de que se haya tratado de un intento de robo, ya que en el lugar del ataque quedaron la mochila y el celular de la víctima.

Fuentes médicas dijeron que Melisa arrastrará lamentablemente daños irreversibles que le provocarán graves secuelas neurológicas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS