Maradona La muerte del "Diez". El abogado de "Dieguito" Fernando atacó duramente al neurólogo Leopoldo Luque

Aceptaron como querellante a una hermana de Maradona y Morla entró al expediente

El fallo fue dictado por la Cámara Penal de San Isidro. Al último abogado de Diego y dueño de la marca Maradona lo odian Dalma, Gianinna y Claudia

Viernes 11 de Diciembre de 2020

La Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro aceptó como particular damnificada en la causa que investiga la muerte de Diego Maradona a una de sus hermanas, Rita Mabel Maradona, quien está representada por Matías Morla, el último apoderado y abogado del “10”.

   El fallo a favor de “Kity” Maradona —tal como le dicen a Rita, de 67 años— se transformó en la tercera querella que tendrá el expediente, ya que también fueron aceptadas como particulares damnificadas Dalma y Gianinna, hijas de Diego con Claudia Villafañe, y también “Dieguito” Fernando, el hijo menor que el exfutbolista y entrenador había tenido con Verónica Ojeda.

   La información ha de representar un disgusto para Dalma, Gianinna y Claudia, quienes están duramente enfrentadas a Morla a quien Diego, en el transcurso de su último año de vida, cedió los derechos de la marca “Maradona” y “El Diez”. La disputa por la herencia irá acrecentando la pelea.

   Esta semana, precisamente, Dalma Maradona había posteado en Instagran un furioso ataque a Morla: “Te hicimos un juicio y parece que por fin vas a tener que dar la cara. Nos vemos ahí y si tenés alguna duda me la preguntas a mí, cara a cara. Ojalá que se haga Justicia y te juro que no voy a parar hasta que eso ocurra, pero sino tu condena es social (...). Menos mal que no fuiste al velorio porque la gente que pasaba te gritaba asesino. Te ahorré un disgusto”.

“No era necesario operar”

Otra novedad en la causa por la muerte del astro futbolístico fue que el abogado de “Dieguito” Fernando aseguró ayer que en dos clínicas consideraron que “no era necesario” someter al “10” a una operación por el hematoma subdural que presentaba en el cráneo, ya que podía solucionarse con “medicamentos”.

    Además, Mario Baudry (representante de “Dieguito”) dijo al canal TN que al tomar contacto con la causa en representación de “Dieguito” Maradona supo que no fue el neurocirujano Leopoldo Luque quien operó a Maradona, sino “otro personal médico” de la Clínica Olivos.

    Consultado sobre si la operación a la que fue sometido Maradona era necesaria, Baudry expresó: “Luque decía que sí, pero para sorpresa nuestra, cuando vemos la historia clínica de (el sanatorio platense) Ipensa dice que no, que no era necesaria ni la urgencia ni la operación” y que podía “absorberse con medicamentos”.

    “Y además nos enteramos que Luque no había hecho la operación sino otro médico”, agregó el letrado, quien aseguró que hay “un montón” de cuestiones de las que él y su pareja, Verónica Ojeda, madre de “Dieguito” Maradona, se fueron enterando a medida que avanzó la causa penal.

    “En Ipensa no estaban de acuerdo en operarlo y por eso lo traen a (la clínica) Olivos. En Olivos no lo opera la gente de la clínica porque tampoco estaba de acuerdo, lo opera otro personal médico. Y cuando quieren llevarlo (tras la intervención), la clínica dice que no, entonces Luque firma con la psiquiatra y dos hijas”, continuó.

    Baudry recordó que Luque “en toda las declaraciones periodísticas dice que es el medico a cargo y en las redes sociales le agradece a Diego estar a cargo de su salud, pero después, en los hechos, en la operación, no lo operó”.

    “Entró diciendo que lo operaba él y salió diciendo que lo operó, pero cuando vemos el parte quirúrgico nos enteramos que no”, resaltó.

    Sobre las pericias iniciadas ayer a los teléfonos secuestrados en el marco de la causa a Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov, el querellante dijo que se extrajeron las tarjetas SIM y que el análisis del contenido es un “proceso muy largo” que demorará varios días.

    En tanto, dijo que para la semana que viene podrían estar los resultados de los estudios toxicológicos complementarios a la autopsia en los que consideró que “va a salir lo que es tan evidente: que no tomaba ningún medicamento para el corazón y que por la patología que tenía este desenlace era previsible”.

   “Diego no merecía morir como murió en una cama en un lugar muy improvisado en el que no había nada, ni un baño (...) había médicos contratados que no

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS