Escenario

"Hay una canción que persiste, que indaga, y el tiempo no puede borrar"

Raúl Rey, líder de la agrupación vocal rosarina Madrigal, rescató el valor de la música popular. Reynaldo Sietecase leerá poesías en el recital.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

¿Qué es lo que allí está? Quizá sea imperceptible y sutil, pero paradójicamente demasiado tangible y evidente como para no verlo y sentirlo. Es la canción popular. Esa que Madrigal viene abrazando hace décadas, de los tiempos en que nadie imaginaba que ese abrazo podría representarse con un emoticón.


"Allí está" se titula el disco de Acqua Records que la emblemática agrupación vocal rosarina presentará mañana, a las 21, en el teatro Príncipe de Asturias, con entrada gratuita.

No es un recital más de Madrigal, nada de eso. Se trata de una puesta que sumará al periodista y escritor local Reynaldo Sietecase, cuyas poesías acompañan la edición doble con el logrado diseño de arte de Héctor "Pichi" De Benedictis. Este material ya se presentó en el Salón Argentino del CCK, en Buenos Aires y mañana será el turno de Rosario.

Madrigal tiene las voces de Irene Rodríguez (mezzo soprano), Gabriela Rivoira (mezzo), Sofía Rodríguez (contralto), Raúl Rey (barítono) y Mariano Pistono (bajo), más Marcelo Stenta en guitarras y tiple. En esta presentación participarán también Federico Ramonda (bajo eléctrico); Sebastián Romero (piano); Diego Leguizamón (violín); Victoria Virgolini, Juancho Perone y Walter Pintos (percusión); Paula Croci (contrabajo); Susana Rinesi (flauta traversa); Sebastián Seró (guitarra), más Willy Rodríguez, Norberto Fernández y Mariano Rey como cantantes invitados.

Raúl Rey, líder de la agrupación, dialogó con Escenario acerca del sentido del título del disco y contó cómo la frase acciona a manera de disparador para hablar de esa canción que resiste y se fortalece.

—"Allí está" es un título que abre infinitas posibilidades de sentido. ¿Qué es lo que imaginó Madrigal para titular este trabajo tan importante en su carrera?

—Hay una canción que persiste, que indaga, denuncia, enoja o divierte, abrazando sentimientos que ni el tiempo ni algunas circunstancias pueden borrar. Esa canción está, vaya a saber cómo, en el mismo lugar que aquella cigarra de María Elena. Cada canción, si bien es la creación de un poeta, de un compositor, sigue siendo la expresión de una voz colectiva que, aunque fragmentada, dispersa, mantiene su profundidad y permanece, a veces con más fuerza, a veces más frágil, pero allí está.

—En este doble llamado "Allí está", un disco se subtitula "Sobre el asfalto" y el otro "En las raíces", pero ambos materiales tienen una unidad estética y sonora. ¿Qué quisieron diferenciar ustedes, pese a que a primera vista se deduce que lo urbano y la música ciudadana van en el primero y el ADN folclórico en el segundo?

—Es exactamente así: la ciudad tiene sus formas, su lenguaje para expresar los mismos desarraigos, los mismos dolores o las mismas vivencias que un Cuchi o un Atahualpa encontraron en las huellas de una carreta o en los ojos azulados de la Eulogia juntando flores de alfalfa. Hay un sustrato común en la canción rioplatense, directa y punzante, y en la reflexión profunda de un interior que se expresa con sus propios ritmos y texturas.

—La poesía de Reynaldo Sietecase y la inclusión suya en el espectáculo potencia la obra de Madrigal. ¿Por qué motivo decidieron su elección en esta puesta y de qué manera resignifica cada una de las canciones?

—Quisimos hacer un disco-libro y le pedimos a Reynaldo que escribiera sobre los textos de las canciones: textos que surgen del texto. En 48 horas escribió 18 poesías, una más bella que la otra. Fueron notas sobre letras que llamamos "marginalia poética" porque están al margen de lo ya escrito, pero con un vuelo que potencia o redescubre cada tema. Lo de presentarlo juntos en el escenario vino después con la invitación al CCK (Centro Cultural Kirchner) y es un placer compartirlo nuevamente en el CCPE (Complejo Cultural Parque de España).

—¿La música popular se torna cada vez más necesaria en momentos de gobiernos con políticas antipopulares tanto en la Argentina como en otros países de Latinoamérica, como Brasil, por ejemplo?

—Era impensable que en la América Latina de las venas abiertas, aquellos que precisamente sufren las mayores privaciones, fueran los que eligieran futuros a manos del mercado o de violentos que reivindican la barbarie. La canción popular, cuando le suma al paisaje los quehaceres y sentimientos de sus habitantes, construye salvoconductos temporarios, aunque esta tarea se ha vuelto muy ardua en estos días.

—Madrigal siempre levantó la voz en tiempos de resistencia, ¿qué privilegian al elegir autores para interpretar en medio de esta crisis?

—Los temas que hacemos tienen improntas distintas: desde "Manos de mujeres" que "han parido la verdad" y que fueron tejiendo los nudos y "aprendieron a bailar su libertad"; de los miles de vientos que nutren la copla y sobre todo aquel "viento dolido de la historia sobre el olvido y el perdón"; de quienes sueñan con "tirarse al agua sin que siquiera se les moje el pantalón".

—¿Después del lanzamiento de este disco doble, de excelente producción y diseño, qué proyectos tienen por delante teniendo en cuenta que es una agrupación que ya cuenta con un extenso camino recorrido y goza de un buen presente?

—Hacer otro disco, otro libro, dejar otra huella como la de la hoja que encontró Pichi De Benedictis bajo del agua dando testimonio de lo que alguna vez fue, que ya no está pero sigue ahí, sobre el asfalto o dando cuenta de su raíz. Lo dice Fernando Cabrera, el tiempo está después.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});