El Mundo

Un poder sin contratiempos

El presidente Daniel Ortega gobierna Nicaragua desde 2007 y desde hace dos años lo hace oficialmente acompañado de su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Jueves 26 de Abril de 2018

El presidente Daniel Ortega gobierna Nicaragua desde 2007 y desde hace dos años lo hace oficialmente acompañado de su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta. Ambos ejercen un poder sin contrapesos, controlando las principales entidades del Estado y numerosos medios de prensa. Ex guerrillero sandinista, Ortega (de 72 años) allanó el camino hacia la reelección indefinida mediante una reforma a la Constitución aprobada por la mayoría sandinista en el Congreso hace algunos años. Además del Ejecutivo y el Parlamento, controla el Poder Judicial y el Consejo Supremo Electoral. Su juventud estuvo marcada por siete años de cárcel y torturas bajo la dictadura de Somoza. Fue liberado por una acción armada de un comando guerrillero en diciembre de 1974. Posteriormente, se trasladó a Costa Rica donde conoció a la poeta Rosario Murillo. Tras participar en el derrocamiento del dictador Anastasio Somoza en 1979, Ortega fue coordinador de la primera junta de gobierno y en 1985 asumió como presidente. La revolución estuvo marcada por una cruenta guerra entre los sandinistas y los "contras", apoyados por EEUU. En 1990, el líder sandinista pasó a la oposición, tras ser vencido en las urnas por Violeta Chamorro, candidata de una alianza de partidos de derecha y viuda del periodista Pedro Joaquín Chamorro, asesinado por la dictadura de Somoza en enero de 1978.

Después de 17 años y tres fracasos electorales, Ortega volvió al gobierno en 2007, beneficiado por un pacto con el ex presidente liberal Arnoldo Alemán que le permitió bajar de 51 a 38 por ciento el porcentaje mínimo para ganar una elección. Prometió entonces que compartiría el poder 50/50 con Murillo, y desde esa fecha se reeligió dos veces (2011 y 2016) tras sortear con ayuda de la Justicia y del Congreso un veto constitucional que le impedía seguir al frente del gobierno. De poco hablar, rodeado de un círculo estrecho de allegados políticos, Ortega trasladó en 2007 sus oficinas a su residencia personal en Managua y cerró toda comunicación con la prensa. Su estado de salud es un secreto de Estado, pero en círculos íntimos se afirma que es precario y que recibe atención médica en Cuba.

Nacida en Managua en 1951, Murillo es una excéntrica poeta que se opuso a la dictadura de Somoza desde el ámbito artístico. Madre de nueve hijos, "la compañera Rosario" ha sido la única vocera presidencial, dirige las reuniones del gabinete y de los alcaldes, coordina planes de emergencia y jornadas de salud, y organiza en detalle cada uno de los actos gubernamentales. Se dice que los principales lemas del gobierno, que combinan la jerga izquierdista con frases religiosas, son obra de esta poderosa mujer, en cuyas diarias intervenciones en las radios oficialistas invoca a Dios, a la virgen y todos los santos.

Sonia González

DPA

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario