El Mundo

El campo magnético y el polo norte se comportan de manera errática

Esa falla obliga a actualizar antes de lo previsto el modelo que ayuda a la navegación global.

Sábado 12 de Enero de 2019

El campo magnético de la Tierra se está comportando de manera extraña. El movimiento errático del polo norte magnético obliga a actualizar antes de lo previsto el modelo que ayuda a la navegación global.

   El polo norte magnético se ha estado alejando de Canadá hacia Siberia, impulsado de forma misteriosa por el hierro líquido que se extiende dentro del núcleo del planeta.

   Por esta razón, el 15 de enero, expertos en geomagnetismo han sido convocados para actualizar el Modelo Magnético Mundial, que describe el campo magnético del planeta y subyace a toda la navegación moderna, desde los sistemas que dirigen los barcos en el mar hasta Google Maps.

   La versión más reciente del modelo salió en 2015 y se suponía que duraría hasta 2020, pero el campo magnético está cambiando tan rápidamente que los investigadores tienen que actualizarlo ahora. "El error está aumentando todo el tiempo", dice Arnaud Chulliat, experto de la Universidad de Colorado Boulder y la agencia meteorológica de Estados Unidos (NOAA).

   El problema radica en el polo móvil y en parte en otros cambios en las profundidades del planeta. El "batido líquido" en el núcleo de la Tierra genera la mayor parte del campo magnético, que varía con el tiempo a medida que cambian los flujos profundos. En 2016, por ejemplo, parte del campo magnético se aceleró temporalmente en las profundidades del norte de Sudamérica y el Océano Pacífico oriental.

   El año pasado, investigadores de la NOAA y el British Geological Survey en Edimburgo hacían su verificación anual del modelo . Se dieron cuenta de que era tan inexacto que estaba a punto de exceder el límite aceptable para los errores de navegación.

    El pulso geomagnético de 2016 debajo de América del Sur llegó justo después de la actualización de 2015 del Modelo Mundial Magnético. El campo magnético se había sacudido justo después de la última actualización. Luego, el movimiento del polo norte magnético empeoró el problema. El polo vaga en formas impredecibles que han fascinado a los exploradores y científicos desde que James Clark Ross lo midió por primera vez en 1831 en el Artico canadiense. A mediados de la década de 1990, aumentó su velocidad, desde alrededor de 15 kilómetros por año hasta alrededor de 55 kilómetros por año. Para 2001, había entrado en el Océano Artico, donde, en 2007, un equipo aterrizó un avión en el hielo marino en un intento por ubicar el polo. En 2018, el polo cruzó la línea de fecha internacional hacia el hemisferio oriental. Actualmente está en línea recta hacia Siberia.

   La geometría del campo magnético de la Tierra magnifica los errores del modelo en lugares donde el campo está cambiando rápidamente, como el Polo Norte. "El hecho de que el polo vaya rápido hace que esta región sea más propensa a grandes errores", dice Chulliat. Para actualizar el modelo, él y sus colegas lo alimentaron con tres años de datos recientes, que incluían el pulso geomagnético de 2016.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});