El Mundo

Cuba: opositores rechazan la prohibición de una marcha para la que habían pedido permiso

Se había cursado la petición a las autoridades para el 15 de octubre. Hubiera sido la primera manifestación legal en más de 60 años

Miércoles 13 de Octubre de 2021

Yunior García Aguilera, dramaturgo cubano y una de las personas que presentó al gobierno una solicitud para realizar legalmente la primera manifestación opositora en más de seis décadas ,y que fue rechazada este martes, aseguró que marchará igual, aunque tenga que ir a prisión.

"El 15 de noviembre salgo a ejercer mi derecho'', dijo a The Associated Press. Según aseguró este cubano de 39 años, si va a la cárcel las autoridades "se quitarían todas sus máscaras''.

El martes las autoridades rechazaron la solicitud para la manifestación pública propuesta por el artista y su plataforma digital Archipiélago y la declararon ilegal por "atentar contra el carácter socialista del modelo cubano", descrito como "irrevocable'' en la Constitución aprobada en 2019. Los opositores amparaban su petición en esa Carta Magna.

"Uno se pregunta. ¿Hay socialismo en Cuba, más allá de que esté escrito en la Constitución? Para muchos de nosotros incluso lo que hay en Cuba es un capitalismo monopolista de Estado'', señaló García. "Un régimen militar, un régimen burocrático, en el que no hay igualdad''.

La solicitud de autorización al gobierno explicaba que la marcha sería cívica, organizada y con un recorrido establecido. Según García, no tenía que ver con el modelo socialista sino con la violencia, la liberación de presos políticos y para que se respetaran los derechos de los cubanos.

García fue citado a las oficinas del gobierno del municipio Habana Vieja este martes, donde se le entregó por escrito la negativa y se le advirtió que la actividad era ilegal. Las solicitudes de marcha se habían extendido por otras provincias como Pinar del Río, Santiago, Cienfuegos o Camagüey. Todas fueron denegadas. Para el régimen cubano, una marcha pacífica es un delito, algo ilegal.

"Siempre que se exprese la voluntad del pueblo y ésta no coincida con la voluntad del régimen van a inventar las excusas: que somos mercenarios, que estamos pagados por la CIA. A mí no han podido mostrarme un solo peso. Vivo de mi salario, el que cobro por el (estatal) Consejo de las Artes Escénicas'', agregó el creador.

Tanto el pedido de oficializar la marcha como el rechazo de las autoridades generaron una enorme reacción en las redes sociales, ya crispadas desde el 11 y 12 de julio, cuando se produjeron una históricas manifestaciones antigubernamentales espontáneas que catalizaron demandas de la población como el hartazgo por el desabastecimiento, la carestía, el mercado negro pero también por demandas de cambios y básicas libertades, como la de expresión. El régimen desató una represión sistemática desde ese mismo día.

cuba11julio (1).jpg
Las históricas manifestaciones espontáneas del 11 de julio fueron un hito en la historia política y social de Cuba. Ahora la oposición intenta retomar las calles, pero el régimen se lo impide.

Las históricas manifestaciones espontáneas del 11 de julio fueron un hito en la historia política y social de Cuba. Ahora la oposición intenta retomar las calles, pero el régimen se lo impide.

Miles de cubanos salieron ese 11 de julio a las calles y hubo al menos un muerto. Un número no determinado pero muy alto de personas fue encarcelada y llevada ante los tribunales. Son considerados presos políticos por Archipiélago. Muchos de los cargos penales que se levantaron contra los imputados en general no existen en las naciones democráticas, o jamás se aplican a manifestantes pacíficos. Las autoridades replicaron con una convocatoria a miles de sus simpatizantes.

El 19 de agosto pasado, Amnistía Internacional dijo en un comunicado: "Tras las protestas pacíficas celebradas en toda la nación, las autoridades cubanas, con el presidente Díaz-Canel a la cabeza, han intensificado una política de represión, aplicada durante décadas, que criminaliza la protesta pacífica y encarcela y maltrata a personas cubanas de toda condición sólo por expresar sus opiniones".

Tanto en julio como ahora, el régimen denunció que estaba ante "una maniobra desestabilizadora" instigada desde agencias de Estados Unidos y grupos de exiliados cubanos que "intentan destruir a la revolución", como se autodenomina el régimen. Es el mismo argumento que aplica desde hace 60 años.

Cuba vive una dura crisis económica. Es agudizada por la pandemia y agravada por las sanciones estadounidenses, pero para los economistas es evidente que el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la falta de combustible se deben al deficiente modelo económico castrista. Bajo Donald Trump se hizo casi imposible que las familias reciban remesas de dólares desde EEUU. Las remesas son un ingreso clave para sostener a la economía cubana, pero tambièn una evidencia de que el modelo socialista del régimen no puede funcionar sin el "imperio".

"Estoy en contra de las sanciones que afectan a la familia cubana (por parte de Estados Unidos), estoy en contra de una intervención militar extranjera, me encantaría que las cosas pudieran resolverse de forma soberana (en la isla)'', reflexionó García. "Que la comunidad internacional mire el proceso que estamos llevando a cabo en Cuba, sin ponerse de un lado o de otro''.

El rechazo a la solicitud de realizar la marcha no fue una sorpresa. Inicialmente los organizadores fijaron el 20 de noviembre como fecha para la protesta pero poco después el régime convocó para ese día a una movilización militar bajo la denominación de "jornadas de Defensa Nacional". Durante esos ejercicios militares y civiles salen a las calles para coordinar la acción contra intervenciones armadas o ciclones. Archipiélago hizo entonces un nuevo pedido de autorización para manifestarse el 15 de noviembre, que fue rechazado.

Nacido en la oriental provincia de Holguín en 1982, García es reconocido entre los intelectuales de la isla por sus obras de teatro, de las cuales realizó guiones y puestas, así como por ser actor y el director la compañía Trébol. Su nombre también cobró relevancia en noviembre de 2020 cuando un grupo de artistas se manifestaron frente al Ministerio de Cultura en demanda de un diálogo con los funcionarios para lograr mayor espacio para la creación independiente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario