El Mundo

Condenaron a 22 años al policía que asesinó a George Floyd: insatisfacción de la familia y de la comunidad afroamericana

El agente Derek Chauvin presionó con su rodilla sobre el cuello de la víctima durante más de 9 minutos, hasta que perdió la conciencia

Viernes 25 de Junio de 2021

El ex policía Derek Chauvin fue condenado a 22 años y medio de cárcel por el asesinato del afroamericano George Floyd, ocurrido en mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesotta, Estados Unidos.

Chauvin ya había sido declarado culpable pero aún no habían dictado la pena en su contra. El fallo fue informado este viernes por el juez Peter Cahill. Los fiscales habían solicitado 30 años de prisión, mientras que su defensa había pedido la libertad condicional. La máxima sentencia en base a los cargos imputados era de 40 años. El fiscal general de Minnesotta se mostró disconforme, a la vez que la familia de Floyd se mostró parcialmente de acuerdo. "Los casos de brutalidad policial por fin se están tomando en serio", comentó una hermana de la víctima.

El crimen desató el año pasado una enorme ola de indignación y protestas en todos los Estados Unidos, y el caso Floyd parece haber terminado con el trato permisivo de las autoridades ante los delitos policiales contra afrodescendientes.

Con buena conducta, Chauvin, de 45 años, podría salir en libertad condicional tras cumplir dos tercios de su condena, es decir, unos 15 años.

El asesinato

George Floyd fue asesinado el 25 de mayo de 2020 por Chauvin luego de detenerlo con otros tres policías en una calle de Minneapolis. Chauvin y sus colegas arrestaron a Floyd, de 46 años, bajo la sospecha de que había pasado un billete falso de 20 dólares en una comercio de Minneapolis. Floyd fue esposado e inmovilizado contra el pavimento en medio de la calle. Chauvin le apretó el cuello con su rodilla, sobre la que descargó todo el peso de su cuerpo durante más de 9 minutos. Floyd gemía y se quejaba "no puedo respirar", pero Chauvin, impasible, siguió asfixiándolo hasta que perdió la conciencia. Gracias a una adolescente que pasaba por el lugar y grabó la escena en su celular, en pocas horas el crimen era noticia nacional y las multidudes salieron a las calles en Minnneapois y luego en todo el país. La frase "No puedo respirar" se hizo parte de las consignas de las masivas manifestaciones.

Durante los últimos meses el expolicía ha estado en confinamiento solitario por su propia seguridad en la cárcel Minnesota Correctional Facility-Oak Park Heights, a las afueras de Minneapolis.

Horas antes de su sentencia, los abogados de Chauvin presentaron una moción para que se celebre un nuevo juicio, que fue rechazada por el juez Cahill.

El magistrado consideró que la defensa de Chauvin no pudo demostrar que el juzgado "abusó de su discreción o cometió errores de tal manera que el acusado fuera privado de su derecho constitucional a un derecho justo", como había argumentado en la moción.

Terrence Floyd, uno de los hermanos de George, interpeló a Chauvin durante la audiencia de este viernes, y le preguntó al exagente, sentado en el banquillo, sobre qué pasaba por su cabeza cuando presionó la rodilla sobre el cuello de su hermano. "Mi hermano fue asesinado por Derek Chauvin, lo que todo el mundo sabe. Los hechos en este caso lo han demostrado más allá de las dudas razonables. Hay tres veredictos de culpabilidad", recordó.

Varios familiares de Floyd intervinieron en la audiencia de este viernes, en la previa de que se conociera la sentencia contra el ex policía.

Abrió la sesión Gianna, la hija de 7 años de la víctima, quien a través de un video mostrado en la sala dijo que le gustaría que su padre estuviera aquí pero que en realidad lo estaba "a través de su alma".

Otro de los hermanos de Floyd, Philonise, afirmó que había acudido este viernes al juzgado para pedir que se dé la máxima sentencia a Chauvin para cerrar la tragedia por la que ha pasado su familia.

Todos coincidieron en solicitar la pena máxima, pedido que finalmente no fue alcanzado con la condena informada por el tribunal.

Cientos de miles de personas salieron a las calles en todo el país y en otros países, para exigir el fin del racismo sistémico y la brutalidad policial en Estados Unidos.

A las masivas manifestaciones se sumó el debate en torno a los problemas sociales urgentes que afectan a Estados Unidos, donde el presidente Joe Biden intenta emprender las reformas policiales que prometió durante su campaña, atravesada en gran parte por el impacto que causó el asesinato de Floyd.

El juicio de Chauvin, quien se negó a testificar, fue seguido de cerca por millones en todo el país.

El abogado del ex agente, Eric Nelson, aseguró que su cliente había seguido los procedimientos policiales vigentes en ese momento y que la muerte de Floyd se debió a problemas de salud agravados por el consumo de drogas.

Los miembros del jurado tardaron menos de diez horas en declararlo culpable.

Este viernes, el reverendo Al Sharpton, un histórico referente de la comunidad afroamericana, criticó la sentencia de 22 años y medio de cárcel impuesta a Derek Chauvin, afirmando que el ex policía debería haber recibido la pena máxima. "Este veredicto y esta sentencia es la más larga que hemos visto, pero no es justicia porque George Floyd está en una tumba esta noche aunque Chauvin estará en la cárcel", dijo Sharpton durante un discurso en Minneapolis. "Así que no sintamos que estamos aquí para celebrar porque la justicia hubiera sido que George Floyd nunca hubiera sido asesinado. La justicia habría sido el máximo". Sharpton añadió: "Conseguimos más de lo que pensábamos sólo porque nos han decepcionado tantas veces antes, 22 años y medio es más largo de lo que hemos conseguido (en casos anteriores). Pero es más corto de lo que deberíamos haber obtenido".

floydprot.jpg
Una protesta en Minneapolis el 28 de mayo de 2020, tres días después del asesinato de Floyd por Chauvin y otros tres policías blancos.

Una protesta en Minneapolis el 28 de mayo de 2020, tres días después del asesinato de Floyd por Chauvin y otros tres policías blancos.

El fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, puso en perspectiva la sentencia de Derek Chauvin esta tarde, diciendo que espera que "este momento nos dé una pausa y nos permita volver a dedicarnos al verdadero cambio social que nos hará avanzar mucho más en el camino de la justicia."

"Mi esperanza es que se tome el tiempo necesario para aprender algo sobre el hombre cuya vida se quitó y sobre el movimiento que se ha puesto en marcha para pedir justicia tras la tortura y la muerte de George Floyd. Hoy es también un momento importante para nuestro país. El resultado de este caso es de vital importancia. Pero por sí mismo, no es suficiente. Mi esperanza para nuestro país es que este momento nos permita volver a dedicarnos al verdadero cambio social que nos hará avanzar mucho más en el camino hacia la justicia". Ellison continuó pidiendo la aprobación de la Ley de Justicia y Policía George Floyd, que sigue estancada en el Congreso.

"Pido a los líderes y a los miembros del Congreso que aprueben la mejor y más fuerte versión de esta ley que se pueda aprobar y que la aprueben ahora". El presidente Biden pidió al Congreso que aprobara este proyecto de ley. Debe aprobarse. Hay vidas que dependen de ella. Es así de simple", dijo.

La familia Floyd calificó a la sentencia de Chauvin como "un paso más cerca de la curación al entregar el cierre y la responsabilidad"

El abogado de la familia Floyd, Ben Crump, emitió un comunicado momentos después de que el ex oficial de policía Derek Chauvin fuera condenado. "Esta sentencia histórica acerca a la familia Floyd y a nuestra nación a la curación, ya que permite el cierre y la rendición de cuentas. Por una vez, un agente de policía que acabó con la vida de un hombre negro por error ha tenido que rendir cuentas", dijeron Crump y la familia Floyd en el comunicado.

"Día tras día, año tras año, la policía mata a los negros sin consecuencias. Pero hoy, con la sentencia de Chauvin, damos un importante paso adelante, algo que era inimaginable hace muy poco tiempo", continúa el comunicado.

La hermana de Floyd, Bridgett, tras la sentencia, declaró: "Los casos de brutalidad policial por fin se están tomando en serio". Bridgettt Floyd, fundadora de la George Floyd Memorial Foundation, emitió un comunicado momentos después de la condena. "La sentencia dictada hoy contra el agente de policía de Minneapolis que mató a mi hermano George Floyd demuestra que los casos de brutalidad policial se están tomando por fin en serio", dice el comunicado. "Sin embargo, tenemos un largo camino que recorrer y muchos cambios que hacer antes de que las personas negras y marrones (una referencia a los latinos y otras etnias no blancas) sientan finalmente que están siendo tratadas de forma justa y humana por las fuerzas del orden en este país".

"Nuestro enfoque en la George Floyd Memorial Foundation se trasladará ahora a la obtención de apoyos para garantizar que la George Floyd Justice in Policing Act se convierta en ley y traiga consigo la esperanza del cambio sustantivo que necesitamos tan desesperadamente en este país", agregó en referencia al nombre propio de la ley que está en el Congreso, bloqueada por los Republicanos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario