Educación

"Es el momento ideal para el aburrimiento"

Ana Bloj dice que no hay que tenerle miedo al aburrimiento en vacaciones, ya que muchas veces "los actos creativos y los verdaderos encuentros con uno mismo se producen en esos momentos".

Sábado 13 de Julio de 2019

"Sería bueno que las vacaciones sean un momento en que los adultos podamos disponernos a sentarnos en el suelo y ponernos a la altura de los niños, incluso en un sentido literal. E intentar ponernos del lado de ellos también para recuperar lo que fue nuestra infancia". La afirmación corresponde a Ana Bloj, doctora en psicología y profesora titular de la cátedra Intervenciones en niñez y adolescencia, de la Facultad de Psicología (UNR). Para la especialista, estos son días donde no hay que tenerle miedo al aburrimiento, ya que muchas veces "los actos creativos y los verdaderos encuentros con uno mismo, aún en la infancia, se producen en esos momentos".

Bloj advierte que cuando se le pregunta a los chicos y chicas en vacaciones qué quieren hacer, muchas veces responden en base a algo que les fue ofrecido en alguna publicidad o en los medios. Entiende que en ese camino se puede terminar metiendo a los niños y niñas en una rueda de actividades, en una vorágine de cine, espectáculo, shopping, cuando también se puede aprovechar como tiempo "para recuperar cierta dimensión de serenidad que los chicos no tienen", porque a veces "la agenda de los chicos está más cargada que la de los adultos".

De todas formas, destaca que "la ciudad tiene una agenda cultural para niños realmente muy interesante y atractiva que se sale de ese circuito del consumo" y que "invita a despertar, incluso en nosotros, esa dimensión lúdica más activa y creativa, que es lo propio de la infancia".

Así, y frente a la decisión de muchos adultos de "cargar" a los chicos y chicas de actividades para evitar que se aburran en vacaciones, Bloj sostiene que "es el momento ideal para hacerle lugar al aburrimiento". Y explica: "Los actos creativos y los verdaderos encuentros con uno mismo, aún en la infancia, se producen en esos momentos. No se trata de que estén todo el tiempo sin hacer nada, pero si recordamos nuestras propias experiencias vitales era después de un momento de aburrimiento que se nos ocurría algo atractivo para hacer. En general ese momento es el que permite la aparición de alguna dimensión de quién es uno, qué le gusta y qué no. Porque a veces esa respuesta rápida de ‘quiero ir a ver el espectáculo que sale en la televisión' es una respuesta automática en la que no hay pregunta". Aclara sin embargo que el tiempo de aburrimiento "es bueno para encontrar algo, pero si no hay un acompañamiento o un aporte de un adulto de a qué jugar, al chico se lo deja solo". "No se trata de dejarlo solo todo el tiempo, o solo con la tecnología —dice—. Se trata de tener algún modo de presencia y algunos tiempos de compartir un momento de juego donde el adulto se siente, acompañe y aporte los propio juegos de las infancia".

"Algunos (niños y niñas) no saben jugar a los dados o a las canicas. Hay muchos juegos que tienen que ver con la transmisión entre generaciones y los chicos hoy no juegan porque se han cortado en gran medida esos espacios intergeneracionales. Y eso hay que reactivarlo, porque es constitutivo del psiquismo y de la cultura", agrega Bloj.

Respecto del uso de las pantallas, propone limitar su uso, "que jueguen pero no todo el día en el sinfín de la pantalla". Sobre este punto, la especialista sostiene que otra cosa muy importante es "poner el cuerpo en juego por fuera de rutinas como el deporte", como "construir con materiales reciclables, algo que a la mayoría de los chicos les encanta, construir superficies planas y tridimensionales, montar estructuras edilicias, pueblos, castillos y espacialidades en las que los chicos, con nosotros, pongan a jugar personajes". "Lo que hoy más se pierde —explica— es esa dimensión tridimensional. Por eso digo lo de poner el cuerpo en juego. Algo que las actuales tecnologías tienden a borrar y es fundamental para la estructuración del psiquismo infantil".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario