Educación

El centenario de la Reforma y una juventud que no pide, exige

En los festejos realizados en la Universidad Nacional de Córdoba hubo fuertes críticas a las políticas del gobierno nacional.

Sábado 23 de Junio de 2018

A las cinco de tarde la Ciudad Universitaria de Córdoba explotaba de jóvenes. Una larga columna de estudiantes de las distintas facultades sostenía en sus manos el diploma que los reconoció como egresados de 2018. Eran los diez mil graduados en el año del centenario de la gran gesta universitaria del siglo XX.

Estaban sentados a lo largo del ancho bulevar de la Reforma. Sobre el escenario los representantes de federaciones estudiantiles iban a hacer oír su voz. Como hace cien años, a ellos les tocó el pasado 15 de junio en La Docta ser protagonistas del acto central del centenario. Hablaron del avance del neoliberalismo, de la conquista de derechos y del peligro que algunos de ellos sean arrebatados. También de la necesidad de que la universidad llegue a los que hoy no acceden a ella. Y por supuesto del ajuste. Sin eufemismos. El ajuste brutal que golpea a diario. Ese que aún algunos insisten en llamar gradualismo.

Samir Mohuanna, presidente de la Federación de Universitaria de Córdoba (FUC) fue el primer orador del acto central por el centenario de la Reforma, realizado en la fría tarde cordobesa. "Como estudiantes y graduados que hemos tenido la posibilidad de estudiar en la universidad pública no podemos claudicar en nuestro compromiso y responsabilidad frente a los problemas que aquejan a nuestra sociedad", dijo el joven militante de Franja Morada, el brazo universitario del radicalismo que integra la alianza Cambiemos. Por este espacio también habló el titular de la Federaciòn Universitaria Argentina (FUA), Bernardo Weber, quien señaló que para mantener vivos los principios reformistas "no hay que abrazar los estatutos legados sin interpelar el presente", porque "de lo contrario la Reforma habrá fracasado". También destacó que "no puede considerarse de calidad la educación superior de un país que acepta dejar afuera a la mayoría de la población" porque cuando "la educación se limita ella tiene características que la asemejan a un bien de mercado y no un derecho humano universal".

fua.jpg

Los dolores que quedan

Luca Miani es secretario general de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC) y fue el segundo orador del acto. Apenas subió al escenario ató un pañuelo verde al micrófono: un día antes la Cámara de Diputados la Nación había dado, en una ajustada votación, la media sanción a la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Miani recordó la que quizás es la frase más citada del Manifiesto Liminar. Aquella que dice que "los dolores que quedan son las libertades que faltan": "Este dolor que nos queda —afirmó— es el de la hipocresía de los que nos gobiernan". Se preguntó si hay algo para festejar "en un contexto de recorte presupuestario de 3 mil millones de pesos en la educación, congelamiento del financiamiento en ciencia y técnica, la situación salarial crítica de los docentes y el desmembramiento del sistema de becas". También hizo referencia a las palabras de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien semanas atrás criticó la apertura de nuevas universidades en su distrito y aseguró que "nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad". "En un arrebato de sinceridad mostró el desprecio por las universidades y los sectores populares", sintetizó el estudiante cordobés. Y agregó: "La juventud no pide, exige que se reconozca por parte de nuestros gobernantes que la situación es crítica. Sólo en la provincia de Córdoba más de medio millón de jóvenes viven en la pobreza. Cómo universitarios, ¿qué vamos a hacer al respecto?".

mirthia2.jpg

Grito latinoamericano

El pasado 15 de junio se cumplieron cien años de la Reforma del 18, la toma del rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba que, más allá de su impronta democratizadora dentro de los claustros, fue un llamado latinoamericano. El escenario desde donde hablaron el día del centenario los estudiantes estaba montado de espaldas a la calle Haya de la Torre, el nombre del intelectual y político peruano creador del APRA y uno de los propagadores del espíritu reformista en el continente.

Con voz firme y seguridad en sus palabras, la cubana Mirthia Brossard Oris, presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae), pidió a estudiantes y graduados "a servir al pueblo y no al mercado", en un escenario "amenazado por el neoliberalismo, el mercado financiero y las trasnacionales". Constanza Bossio, secretaria general de la Federación Universitaria Argentina (FUA) recordó que el año próximo se cumplen 70 años del decreto del entonces presidente Perón, que en 1949 declarón la gratuidad de la enseñanza universitaria. "El centenario de la Reforma nos encuentra a los y las estudiantes con muchos desafíos, como el de enfrentar a aquellos que piensan a la universidad no como un derecho sino como un gasto innecesario. Además invitó a repudiar en unidad el acuerdo con el Fondo Monetario Nacional (FMI), "porque sus recetas siempre han impulsado recortes en la educación y hambreado al pueblo".

constanza1.jpg


>>> Finocchiaro, las palabras de Vidal y "el derecho sagrado a la insurrección"

Finocchiaro reforma

El día del centenario de la Reforma, en la UNC hubo un acto protocolar que cerró el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro. No hubo abucheos ni silbidos, como ocurrió el lunes 11 en el Orfeo, en la inauguración de la Conferencia Regional de Educación Superior (Cres). El público era otro, sólo autoridades universitarias.

En el acto, Finocchiaro instó a trabajar "para que ningún argentino pueda ver truncados sus esfuerzos, sueños y vocación por no poder sostener económicamente sus estudios". Sus palabras fueron recogidas por los periodistas presentes en la sala, quienes tras el acto le preguntaron por los dichos de la gobernadora Vidal. Al respecto, contestó: "La gobernadora se refirió a un estudio que dice que del último quintil de la sociedad, de cada cien chicos que empiezan la primaria uno sólo recibe un título". Sin embargo agregó que "no puede ser que un radio de diez kilómetros haya cuatro universidades públicas sostenidas con los impuestos de la gente y que den las mismas carreras". Una periodista le consultó dónde sucedía eso y respondió: "Pasa en muchos lados".

También cuestionó la ocupación que hubo en algunas escuelas secundarias por adolescentes que acompañaron la movilización social a favor del aborto legal. "En democracia no hay ninguna causa que justifique tomar un colegio. Cuando se toma un colegio la fuerza vence a la razón". Lo dijo el día que se cumplieron cien años de la toma del rectorado por parte de los jóvenes de Córdoba. Los que en su Manifiesto Liminar proclamaron "el derecho sagrado a la insurrección".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario