Edición Impresa

Un enfermo de sida que lucha por salvar su vida

Un vaquero electricista, homofóbico y drogadicto es diagnosticado de sida y apenas tiene 30 días de vida. Por ese hilo narrativo pasa "Dallas Buyers Club", el filme que se estrena hoy en...

Jueves 27 de Febrero de 2014

Un vaquero electricista, homofóbico y drogadicto es diagnosticado de sida y apenas tiene 30 días de vida. Por ese hilo narrativo pasa "Dallas Buyers Club", el filme que se estrena hoy en Rosario, y que es otro de los candidatos a ganar como mejor película en la entrega de los Oscar del próximo domingo.

Con el protagónico calificado de Matthew McConaughey, esta película, que en algunos países es conocida como "El club de los desahuciados", fue nominada a seis premios de la Academia, incluyendo mejor película, mejor actor (McConaughey) y mejor actor de reparto (Jared Leto), ambos ganadores ya del Globo de Oro y del premio SAG por sus interpretaciones y amplios favoritos a llevarse la preciada estatuilla.

Nada menos que 22 kilos perdió McConaughey para encarnar a Ron Woodroof, un personaje adicto a la cocaína que lo diagnostican de VIH en 1985, en los albores de la pandemia de sida en los Estados Unidos.

Hay algo que Woodroof tiene muy claro: lucha por su vida hasta el final. Así, este cow boy libertino descubre que en México hay un médico que utiliza un cóctel de medicación y vitaminas que supera la efectividad del AZT, que hasta ese entonces era la única terapia permitida en ese país del norte.

Contra la ley, tomará la decisión de importar los nuevos tratamientos y fundar una suerte de "club" de compradores, llamado Dallas Buyers Club. En esa cruzada no estará nada solo. Contará con Rayon, un transexual con VIH (Leto), y una bella y siempre condescendiente doctora (Jennifer Garner).

"Nunca se había hablado de esta enfermedad desde la mirada de un heterosexual", dijo McConaughey en una conferencia de prensa promocional de la película en Estados Unidos.

Basada en un caso real, el actor destacó el valor de Woodroof de carne y hueso, que sobrevivió siete años al VIH y nunca llegó a darse cuenta que se convertiría en un pionero de la lucha contra el sida, en tiempos en que ni los médicos tenían un bosquejo de cómo enfrentar ni mucho menos vencer a esta enfermedad.

"Aquí hay un tipo que no terminó la escuela secundaria, un electricista que se vuelve experto en la enfermedad, y aprende cómo prolongar su vida de una manera saludable", agregó el actor, de 44 años y oriundo de Texas, para quien la película "no trata de la muerte, sino de la vida".

El actor protagonista confesó que cada vez que leía el guión pensaba "esta película hay que hacerla", pero el problema era que no se conseguía quién la financie. Es más, el mismo director Jen Marc Vallé confirmó que "fue rechazada 86 veces".

"El libreto se mantuvo en un cajón durante 18 años, ya que el guión fue escrito en 1992. Tal vez los años 90 no eran un buen momento, tal vez era demasiado reciente", dijo el realizador.

El filme se rodó finalmente en 25 días a un costo de 5 millones de dólares, una cifra pequeña para los valores de Hollywood, y además fue rodada sin luz artificial ni un equipo de electricistas. Apenas algunos detalles de color de una película que seguramente llegó para hacer historia.

Con críticas filosas a ciertos comportamientos de la sociedad norteamericana, como lo hizo "Filadelfia" en 1993 a través de un Tom Hanks premiado por su rol de homosexual enfermo de sida y discriminado, "Dallas Buyers Club" también procura destacar la idea de que más allá de los vicios y los excesos, nunca es tarde para aprender a valorar la vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS