Edición Impresa

Un argentino inventó una camilla que evita lesiones

Se trata de una camilla mecánica adaptable no convencional para traslado de pacientes politraumatizados o en grave estado de salud, que resultó finalista a nivel mundial del concurso

Sábado 10 de Mayo de 2014

Una camilla para traslado de pacientes en grave estado, inventada por el médico argentino Alejandro Suvire, competirá con otras cinco creaciones en un concurso mundial de jóvenes innovadores promovido por la entidad para la infancia de Naciones Unidas, Unicef.

Se trata de una camilla mecánica adaptable no convencional para traslado de pacientes politraumatizados o en grave estado de salud, que resultó finalista a nivel mundial del concurso Primeras 72 horas.

"Esta camilla desarmada que entra en una mochila, va a poder permitir realizar rescates en alta montaña, por ejemplo, y aporta un cambio de paradigma a nivel mundial en materia de primeros auxilios", definió Suvire.

El médico sanjuanino de 35 años se formó en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Mendoza.

El invento, orientado a necesidades humanitarias producidas por una emergencia o una catátrofe, fue desarrollado por Suvire junto a su padre, Francisco, jubilado como profesor de mecánica aplicada de la Universidad Nacional de San Juan, con la colaboración del bioingeniero Darío Maldonado y Adrián Vázquez.

"Hemos diseñado este prototipo usando las curvaturas fisiológicas de la columna", para adaptar la camilla desde la anatomía del accidentado, de modo de trasladarlo sin necesidad de hacerlo pasar por otro estres post traumático, contó Suvire.

El invento trascendió a partir de un premio obtenido en la única incubadora de innovación médica en todo Latinoamérica, y con Socialab, una compañía en formación de innovaciones respaldada y patrocinada por Unicef denominada Primeras 72 horas, compite con otros proyectos a nivel mundial por el máximo galardón.

Tras superar una selección de nivel provincial y otra nacional, el grupo mendocino obtuvo en Chile la representación por Sudamérica para competir con proyectos provenientes de Nueva Zelanda, Inglaterra, Suecia, Singapur y Colombia.

El invento, que fue patentado en 130 países, puede desarrollarse industrialmente.

"Nosotros tenemos un sueño: cambiar el paradigma en todo el mundo en el traslado de personas en situaciones de riesgo", enfatizó el médico.

Suvire describió que la camilla adaptable al cuerpo "evita provocar una mayor lesión a las que ya trae el paciente con un traslado eficiente, lo que llamamos iatrogénica, que es la causada por el propio personal que va a asistir a un accidentado", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario