Edición Impresa

Polémica en China por las comidas con carne de perro

Los medios estatales se estiman que se sacrificaron 10.000 perros para el evento, una cifra que ha convertido el certamen en un objetivo principal de los activistas de los derechos de los animales en China.

Sábado 22 de Junio de 2013

 

La ciudad de Yulin, en el sur de China, acogió ayer el festival de comida de perro a pesar de las protestas de un creciente movimiento en el país que defiende a los animales de los abusos.

   Los medios estatales se estiman que se sacrificaron 10.000 perros para el evento, una cifra que ha convertido el certamen en un objetivo principal de los activistas de los derechos de los animales en China.

   Funcionarios y defensores de esta comida en Yulin, en la provincia de Guangxi, señalan que la cita de un día de duración se celebra anualmente en solsticio de verano y forma parte de la tradición cultural de la región.

   Sin embargo los activistas acusan a los carniceros de usar métodos primitivos para matar a miles animales en un “festival sangriento” y aseguran que algunos de ellos incluso son cocinados vivos.

   “Estamos en el lugar donde se matan. Hay mucha gente aquí. Estamos intentando atrapar (para salvar) algunos perros”, dijo desde Yulin en conversación telefónica con DPA Du Yufeng, fundadora del Centro de Protección de Animales Pequeños Bo’ai.

   Una mujer miembro de un pequeño grupo budista en la ciudad de Guangzhou, que no quiso dar su nombre verdadero, dijo que ella y otros tres activistas viajaron el jueves a Yulin. Los grupos budistas de otras áreas han intentado salvar perros de la matanza en Yulin, dijo. “Pero como el festival se celebra hoy (por ayer), no podemos hacer nada más”, dijo.

   Du Yufeng no pierde la esperanza. “Queremos negociar con el ayuntamiento y queremos que prohíban el festival”, dijo. Sin embargo son muchos los residentes que defienden el certamen, aunque en internet las opiniones son más dispares.

   El diario China Daily cita a Wei Huan, un habitante de la cercana ciudad de Guilin, donde la carne de perro se come con lichis, que asegura que éste es su plato favorito y creció comiéndolo. “¿Por qué tenemos que seguir lo que gusta o disgusta (a los que protestan)?”, decía Wei, de 27 años.

   Los activistas acusaron a los funcionarios locales de no haber detenido los camiones que transportaban de forma ilegal los perros, muchos de ellos robados o criados ilegalmente.

   En opinión de la activista, “si uno come carne de perro en su casa, es una cuestión de conciencia”, pero “la matanza cruel en público daña la imagen de la ciudad y obliga a la gente a sufrir los crímenes de otros”.

   La carne de perro es muy popular en numerosas áreas del sur de China y no suele ser un problema encontrarla en la carta de los restaurantes. Una búsqueda en la popular página web Sohu.com arroja 135.000 resultados cuando se busca restaurantes con carne de perro en Pekín.

   En China algunos hombres comen carne de perro, así como la de la serpiente, tortuga u otros animales por su supuesta capacidad para incrementar la líbido.

   “Robar perros para comerciar con su carne se ha convertido en un delito organizado”, dijo en marzo Grace Ge Gabriel, director para Asia de la organización International Fund for Animal Welfare.

   “Hay tres grandes bases donde se roba y se mata a los perros” en las provincias de Jiangsu, en la de Jilin y la de Guangdong, señaló al China Daily Guo Peng, experto en la protección de animales de la universidad Shandong.

   Los activistas han mostrado las terribles condiciones en la que se realizan los cargamentos ilegales de perros y ha conseguido interceptar varios de estos camiones. Gabriel dijo que los activistas consiguieron rescatar a 2.200 perros en la región central de Chongqing y en la provincia Guizhou, en el suroeste a principios de marzo.

   En la última década se han formado en todo el país más de un centenar de grupos en defensa de los perros, dijo a el portavoz de Ifaw, He Yong. “Creo que la gente común y corriente está en contra de comer perro y no sólo los que tienen un animal o las organizaciones defensoras de los perros”.

   Y el partido Comunista, poco receptivo con casi todo tipo de protesta, parece bastante tolerante con los defensores de los animales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS