Edición Impresa

"No hay una fórmula que pueda garantizar el éxito"

Nicolás Scarpino ratifica en la comedia "Sé infiel y no mires con quién", una de las obras más taquilleras de Mar del Plata, el impacto de su presente actoral. A los 41 años repasa que "para mí...

Viernes 17 de Enero de 2014

Nicolás Scarpino ratifica en la comedia "Sé infiel y no mires con quién", una de las obras más taquilleras de Mar del Plata, el impacto de su presente actoral. A los 41 años repasa que "para mí significa mucho estar en el teatro Provincial". Y para lograr ese cometido, urdió junto a Gianola y al productor Javier Faroni, darle una vuelta de tuerca a la sociedad que en seis años había plasmado "Los 39 escalones" y "La dama de negro", dos exitosas piezas que también llegaron a Mar del Plata, pero que, arriesga, "eran más elitistas".

"Acá hay un Ray Cooney auténtico, como también se aprecia en "Taxi" o "Money Money", pero que nunca se hizo en la Argentina y quisimos hacerlo en el Provincial que es un teatro popular que incluye a todo tipo de público e hicimos una comedia de verdad que es para entretener", revela.

La pieza que de miércoles a domingos en la sala sita en Boulevard Marítimo y Las Heras ostenta una vertiginosa estructura coral dirigida por Carlos Olivieri, muestra engaños varios en los que se involucra la pareja animada por Matías Alé-Celina Rucci y en donde participan los personajes encarnados por Betty Vikllar, Alejandro Müller y las curvilíneas Dallys Ferreira y Andrea Ghidone. Luego del trágico suicidio del hermano de Dallys Ferreira, la oriunda de Lanús, Florencia Tesouro, reemplazará a la vedette paraguaya que se trasladó a Asunción, envuelta en una profunda depresión.

En el mismo sentido, indica que "aunque no hay una fórmula que pueda garantizar el éxito, este tipo de comedia te acerca a la gente y aparece como muy coherente con un 2013 muy popular que pude vivir con "La Pelu". La referencia a la telecomedia diaria que Flor de la V encabeza en los mediodías de Telefé, parece poner en cuestión la química con Gianola, quien tuvo una polémica salida del ciclo.

"Cuando Fabián se fue de "La Pelu", quedé como el salame del sandwich porque con él nos llevamos muy bien arriba y abajo del escenario, pero a mí, Flor me abrió sus brazos y su corazón. Por eso creo que las experiencias son personales e intransferibles".

Mientras Gianola agita el verano con otros cruces mediáticos que divierten a su compañero, Nicolás confiesa que "la profesión me hizo ver cosas que no quiero para mí. El ego no es malo en tanto y en cuanto uno lo tenga controlado, pero el actor es el ego que va adelante y la persona va mucho más atrás. Si no controlás el ego te puede llevar a lugares bien feos".

El actor también manifestó su entusiasmo por el estreno de "Amapola", opera prima de Eugenio Zanetti que marcará su primer protagónico en cine. "La película se juega en paralelo con la obra "Sueño de una noche de verano" y se vincula con una realidad. En el primer acto hago un pibe tímido, joven, medio tartamudo y en la otra parte ese pibe se vuelve adulto y un gran hijo de puta", describe con satisfacción.

El filme que también tiene en lo alto del reparto a los internacionales Camilla Belle y François Arnaud, marcará el debut como realizador del cordobés de reconocida trayectoria en Hollywood y ganador de un Oscar por la dirección de arte de "Restauración".

"Voy a contar una intimidad, Eugenio pensó ese personaje para mí. En 2008 coincidimos en un vuelo y me dijo que quería mandarme un guión que escribió pensando en mí y me quedé helado", confesó Scarpino. "Estoy feliz porque el cine, para los actores, está bastante raro en la Argentina y no tenemos muchas posibilidades".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS