Edición Impresa

Messi: Grandoli, cuna del crack rosarino

Jueves 12 de Junio de 2014

En la cancha del club Grandoli el tiempo se olvidó de pasar y parece como que la gloria se fue con Messi. Cuenta la leyenda que hace 23 años, el fallecido técnico Salvador Aparicio le dijo a Celia, abuela de la Pulga: “Leo va a jugar, pero se lo pongo cerca de la raya, así cuando llora lo saca usted solita”. Messi tenía 4 años, no lloró y hasta hoy no despegó más la pelota de sus pies.

Pero en ese barrio de clase media, en esa cancha escoltada por monoblocks, casi pelada, con poca luz y una sola tribuna, las cosas no cambiaron demasiado.

Hace pocos días, en una noche fría, en la cancha del Grandoli practicaban chicos de 10 años. La mayoría vestía la camiseta del Barsa con el “Messi” estampado en la espalda. Los técnicos son padres, “que hacen el curso de técnico”, según aclaró el presidente del club, David Treves, también papá de un nene del club. Trabaja ad honórem hace siete años en esa entidad donde juegan 90 chicos, de entre 4 y 13 años, y que se sostiene sólo con los 30 pesos mensuales de cuota y con un aporte municipal de 1.000 pesos.

El Grandoli vive de prestado. Se levanta en un predio de la provincia donde funciona un centro de educación física para escolares de la zona. Junto a la cancha se suma sólo un salón que hace las veces de vestuario, depósito de pelotas y vitrina de placas, trofeos y fotos de todos los tamaños y épocas. Hay imágenes de Messi de chiquito (en esta se lo ve segundo, arriba de derecha a izquierda).

No es la primera vez que alguien pasa a buscar las huellas de Messi por el Grandoli. Y quienes lo conocieron repiten siempre que “era un genio, calladito y tímido”. En esos tiempos se decía que sería el “nuevo Maradona” y ahora “todos quieren ser Messi”, dice el presidente del club, quien asegura que hasta el Grandoli llegaron medios de Inglaterra, España, Italia, Escocia, Rusia, China, Japón, y todo el país. “Y se filmó la película de Alex de la Iglesia y se paró el barrio”. Sí, el tiempo se para con frecuencia en la cuna del crack rosarino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario