Edición Impresa

Los intereses usurarios

Pido perdón por mi ignorancia, en los que respecta a los temas económicos, pero resulta que tengo acceso a la información internacional a través de internet y veo en ella la información con respecto a los créditos bancarios, y los mismos son de...

Viernes 12 de Septiembre de 2014

Pido perdón por mi ignorancia, en los que respecta a los temas económicos, pero resulta que tengo acceso a la información internacional a través de internet y veo en ella la información con respecto a los créditos bancarios, y los mismos son de muy bajo interés anual. Ahora bien, comparándolos con los que otorgan en nuestro país los bancos, encuentro que, por los intereses que se cobran, son usurarios. Al solicitar un crédito acá primero tenés que demostrar que sos solvente, al grado de que si solicitás 50 tenés que demostrar que ganás 100. Una vez demostrado te otorgan el crédito y te aplican tan monstruosos intereses que, si sos una persona consciente, rechazás el crédito. Por otra parte, digo que si puedo demostrar que gano 100, ¿para qué quiero el crédito? Como bien digo, son intereses usurarios, cuando en otros países estos intereses no se cobran. Este tipo de usura en nuestro país está permitida y es cosa de todos los días ver cómo la aplican los bancos. Es evidente entonces que la usura en nuestro país está legalizada. Sería bueno que alguien más preparado que yo en estos temas tome la senda de explicar por qué lo hacen, por qué lo permiten.También quisiera contarles que años atrás, en nuestro país, la usura era un delito y que algunos usureros iban presos, con juicios muy destacables. Pero bueno, parece ser que por ahora tenemos otro título para con nosotros y es el de ser el paraíso de la usura. No se tiene en este ambiente la más mínima dignidad profesional, como para reconocer estos tremendos errores para con la población. Sería bueno que, de una buena vez, alguien se encargara de ponerle fin a esta tremenda violación de nuestros derechos de ciudadanos republicanos. Y así podamos anular esta triste experiencia de republiqueta bananera. Es hora de empezar a crecer en serio, con la verdad y responsabilidad, no me malinterpreten, se los estoy diciendo a los seudoargentinos, que gracias a sus contactos políticos y empresariales hacen la plata acá y la mandan afuera, para luego volverla a traer y prestarla a esos intereses usurarios. Ya es hora de que terminen con estas historias. El dinero en el mundo no vale nada, lo que sí vale son las materias primas, los productos a desarrollar, las ideas; por favor hagamos uso de las mismas.
 

Armando Torres Arrabal
DNI 6.047.844

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario