Edición Impresa

La noche en que se revivieron amargos recuerdos

Jueves 03 de Abril de 2014

Para muchos chilenos, la noche del martes revivió los amargos recuerdos del devastador terremoto de magnitud 8,8 de febrero del 2010 que fue seguido por un devastador tsunami, los que causaron la muerte a más de 500 personas.

Las calles de Iquique fueron militarizadas para reforzar la seguridad, pero a diferencia de desastres anteriores, no hubo reportes de saqueos.

No obstante, las autoridades seguían tras la pista de cientos de presas que aprovecharon el caos del terremoto para escapar de una cárcel de Iquique.

De las 322 mujeres que se fugaron, alrededor de 100 ya habían sido recapturadas o se entregaron voluntariamente tras visitar a sus familias.

Si bien el sismo azotó la zona minera chilena, la estatal Codelco (la mayor productora de cobre del mundo) dijo que el epicentro estuvo lejos de sus operaciones.

Los colegios suspendieron las clases en muchas partes del norte de Chile, mientras las autoridades trabajan a contrarreloj para restablecer el suministro de electricidad en Iquique y otras ciudades.

También los aeropuertos volvían a operar. La aerolínea LAN dijo que suspendió 23 vuelos al norte de Chile, lo que afectó a unos 4.500 pasajeros.

Chile, al igual que otros países de la región andina, está en una zona altamente sísmica conocida como el Anillo de Fuego del Pacífico.

La nación de 16 millones de habitantes tiene una larga historia de sismos, entre ellos el más potente del que se tenga registro en el mundo.

Hasta anoche no había un reporte pormenorizado de daños, aunque la televisión informó de incendios producto del fenómeno en ciudades como Iquique y Valparaíso. Además cuatro chicos fueron reportados como desaparecidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario