Edición Impresa

Entre duros cruces con el kirchnerismo, Peña defendió la gestión de Macri

Al jefe de Gabinete lo esperaron con preguntas sobre empleo, inflación y Panamá Papers. Y replicó con la situación del empresario Lázaro Báez.

Jueves 28 de Abril de 2016

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendió ayer la marcha del gobierno de Mauricio Macri en su primera visita a Diputados para brindar el habitual informe sobre la gestión del Estado, en medio de duros cruces y acusaciones con legisladores kirchneristas. El momento de mayor tensión de la larga jornada (arrancó sobre las 13, con casi 120 minutos de retraso, y duró siete horas) se produjo respecto de la corrupción, al responder el funcionario preguntas del bloque del Frente para la Victoria-PJ sobre las operaciones de dólar futuro y el escándalo internacional por los Panamá Papers, que involucran al mandatario.

"Entiendo enormemente que debe ser muy duro para muchos de ustedes ver las imágenes de lo que está pasando con Lázaro Báez en este momento (por los allanamientos en Santa Cruz, ver página 10), pero no somos todos iguales. Primero expliquen lo suyo y después, en todo caso, demanden con esa hipocresía que a veces hacen", replicó Peña, entre aplausos de las bancas oficialistas y gritos de los kirchneristas.

Señaló, además, que "el presidente no tiene cuentas offshore" y que "ha declarado todo su patrimonio y puesto por primera vez en la historia un fideicomiso ciego para poner todos sus bienes en resguardo mientras esté en el cargo".

Peña indicó también que "no hay funcionarios del actual gobierno que se hayan enriquecido con el dólar futuro", en alusión al secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, quien estuvo presente en el recinto durante la exposición y a quien acusan de realizar una operación especulativa al haber comprado 11,5 millones en esa moneda antes de la devaluación.

"Puedo garantizar que nuestros funcionarios saldrán del gobierno con el mismo patrimonio o menos que el que entraron", afirmó Peña y sostuvo que Quintana "no compró y vendió para ganarse unos mangos". Luego defendió la labor de Laura Alonso al frente de la Oficina Anticorrupción (OA) y advirtió que ese organismo fue "desmantelado por la gestión anterior".

"Lo que estamos haciendo es muy similar a lo que podría haber realizado Daniel Scioli si lo hubiesen elegido. Lo dicen sus economistas", agregó el funcionario, tras lo cual volvió a generar una ola de abucheos desde las poltronas kirchneristas.

En la mira. El presidente del bloque K, Héctor Recalde, inició una ronda de preguntas duró 45 minutos, en la que los diputados del espacio formularon duras críticas al gobierno.

Recalde señaló que "los ganadores hasta hoy son todos sectores empresariales concentrados, nacionales y extranjeros", mientras que, "del otro lado, los trabajadores, jubilados y estudiantes vieron crecer los precios a una tasa que triplica la de fines de 2015".

"La devaluación es superior al 50 por ciento, y hay que sumarle el tarifazo", señaló el legislador. De inmediato, el santafesino Marcos Cleri criticó "el desguace de la ley de medios" y la no restitución del 15 por ciento de fondos coparticipables a las provincias.

La correntina Araceli Ferreyra cuestionó, por su parte, la detención de la dirigente jujeña Milagro Sala (Tupac Amaru) y lo que llamó "malversación de las garantías constitucionales". Sobre ese punto, Peña resaltó que la posición del gobierno es "respetar la autonomía del Poder Judicial y las provincias".

En relación con la devaluación, el jefe de Gabinete resaltó que el ex ministro de Economía Axel Kicillof "devaluó la moneda en 2014" y que, en cambio, su sucesor, Alfonso Prat Gay, dispuso una medida para "honrar un compromiso de campaña, que era la unificación cambiaria".

Al responder una pregunta específica de José Luis Gioja, respecto de si Macri vetaría la ley antidespidos de ser aprobada por el Congreso (ver página 15), se limitó a señalar que esa iniciativa "no es una solución para los trabajadores". De inmediato, señaló que, de acuerdo a encuestas, para el segundo semestre "la gran mayoría de las empresas está pensando en tomar empleados" y no en cesantearlos.

También retrucó los cuestionamientos por la no publicación de las cifras de la inflación y sostuvo que "el apagón estadístico lo produjo la intervención del Indec" durante el gobierno kirchnerista.

"Los invito a superar la etapa de los prejuicios y las chicanas sin fundamento para empezar a discutir de verdad los problemas de la Argentina", dijo Peña, quien les achacó a los diputados K que "varias" de las preguntas que le formularon en el recinto ya las había respondido por escrito.

Antes de empezar con su exposición, Peña expresó su rechazo al escrache sufrido por el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini en un avión cuando viajaba a visitar a su hija en Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario