Edición Impresa

En Buenos Aires roban por año el 10 por ciento de las bicicletas públicas

La preocupación por este delito ya había empezado a instalarse en Rosario, donde el sistema impulsado por la Municipalidad de Rosario recién está comenzando.

Domingo 26 de Abril de 2015

El sistema de bicicletas públicas que el miércoles cumplirá un mes en la ciudad tiene un antecedente en Buenos Aires que ya lleva casi cuatro años y medio y es un éxito. Así lo califican las autoridades del gobierno de Capital Federal, quienes se ocuparon de alejar un fantasma que en Rosario había comenzado a preocupar. Según el subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich, los robos son mínimos: sólo alrededor de 80 unidades por año, algo así como el 10 por ciento de las 850 disponibles para utilizar.

Si bien la ciudad de Buenos Aires es ostensiblemente más grande que Rosario, en la administración que encabeza Mauricio Macri, destacaron un número que crece: desde el inicio del sistema, en diciembre de 2010, ya se hicieron tres millones de viajes, con más de 140 mil usuarios, en función de las hasta hace días 32 estaciones en la zona central porteña. Es que desde el pasado 8 de abril se incorporaron nuevos espacios para retirar los rodados, que son completamente automáticos (ver página 7), tal como los que se instalaron en Rosario el 29 de marzo.

Además de la siempre presente posibilidad de robos, unas 100 bicicletas fallan mensualmente en Buenos Aires, por lo que existe un sistema de reparación para que vuelvan a estar lo más rápido posible en condiciones de atravesar la ciudad.

   Dietrich dijo a La Capital que la mayoría de las bicicletas robadas se recuperan ya que, para retirarlas, el ususario debe registrarse. De este modo, cuando se produce un faltante, se hace una denuncia penal y, luego, la Policía Metropolitana, se encarga de la búsqueda. “En general, las bicicletas aparecen pintadas de otro color y con algunos elementos cambiados”, señaló.

   “Al inaugurar este sistema, nuestro principal temor era el vandalismo, aunque notamos que existe mucho cuidado por parte de la gente”, agregó; una cuestión que las autoridades locales esperan que se replique en Rosario.

   “El número de robos es irrisorio”, se conformó Dietrich, a pesar de que las bicicletas porteñas no son tan pesadas y difíciles de llevar como las que funcionan en otros países. “Son livianas y muy similares a las comunes, aunque con el paso del tiempo fuimos cambiándolas en busca de mejorarlas. Les sumamos canastos, ruedas y tuercas diferentes, e hicimos varios ajustes. Ya estamos en la versión número seis”, destacó antes de argumentar que el sistema público sirvió para aprender: “Eso nos dio un gran conocimiento”.

   El programa empezó en diciembre de 2010 con 13 estaciones, mientras que en la actualidad hay 40, con la reciente incorporación de los espacios automáticos, que hasta hace días eran sólo manuales. “Esta primera modalidad fue pionera en el mundo; un plan diseñado completamente en Buenos Aires y que funciona como una empresa pública administrada por el gobierno de Macri, con empleados de la administración porteña y cuatro camionetas de distribución. Su éxito se evidencia con datos claros: en Medellín (Colombia) copiaron el sistema y tomaron la experiencia de Capital Federal”, consideró el funcionario. A diferencia de lo que se pretende en Rosario para el futuro próximo (ver página 8), el sistema en Buenos Aires es gratuito y, según Dietrich, no se estudia cobrar el uso de las bicicletas públicas Ecobici. “Es gratis y sin abono, forma parte de una inversión para la gente y la idea es que se mantenga así”, dijo el subsecretario.

   “Lo financia el gobierno y es parte de la propuesta para tener una ciudad mas verde y cambiar los patrones de movilidad, con más Metrobus y menos autos en la vía pública”, añadió al recordar el comienzo del plan: “La gente se quejaba porque decía que en el gobierno de la Ciudad se gastaba mucha plata en hacer bicisendas. Hubo resistencia al principio; sin embargo ahora el apoyo ha crecido mucho. El público usa cada vez más las bicicletas en Buenos Aires”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario