Edición Impresa

Cristina buscó acentuar la confrontación con EEUU en la Cumbre de las Américas

La jefa de Estado habló de "simultaneidad” entre las expresiones brtánicas sobre una “amenaza” de la Argentina a las Malvinas y una orden de Estados Unidos contra Venezuela.

Domingo 12 de Abril de 2015

La presidenta Cristina Kirchner afirmó en la Cumbre de las Américas en Panamá que le “llamó la atención la similitud y simultaneidad” entre las expresiones de autoridades británicas sobre una “amenaza” de la Argentina a las Malvinas y una orden presidencial de Estados Unidos contra el gobierno de Venezuela. Washington prohibió el ingreso de siete funcionarios chavistas y declaró al gobierno de Nicolás Maduro una “amenaza a la seguridad nacional”.

   Este paralelismo fue el eje del discurso que pronunció Cristina Kirchner en su última aparición como jefa de Estado en una cumbre regional, donde no ahorró críticas a Estados Unidos. Al referirse a la orden ejecutiva con la que Barack Obama declaró a Venezuela una “amenaza” a su seguridad, la presidenta consideró “inverosímil, casi rayano en lo ridículo que cualquier país del continente pueda resultar una amenaza para la mayor potencia del mundo”. Cristina insistió luego con Londres: “Nadie puede creer que el Reino Unido haya declarado una amenaza a mí país respecto de nuestro propio territorio, que son las islas Malvinas”, vinculando así ambas cuestiones. “Es una pena que esta cumbre se vea ensombrecida por esta decisión (de EEUU) y pedimos que ese decreto sea dejado de lado”, exigió, en consonancia con el reclamo de Nicolás Maduro. Cristina eligió así el alto voltaje y la confrontación abierta con EEUU, como su aliado Maduro, lo que no dejó de contrastar con el tono contemporarizador y negociador que se esforzaron en mostrar los dos mayores protagonistas de la cumbre de Panamá, Barack Obama y Raúl Castro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario