Edición Impresa

Confirman condenas por el triple crimen de General Rodríguez

El Tribunal de Casación ratificó las penas de prisión perpetua para los asesinos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en 2008

Sábado 30 de Noviembre de 2013

El Tribunal de Casación Penal bonaerense dejó firmes ayer las penas a prisión perpetua para los cuatro condenados por el triple crimen cometido en el partido de General Rodríguez en 2008, cuando fueron acribillados a balazos Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en el marco de una disputa por el negocio ilegal de la efedrina y los precursores químicos, e instó a que se encuentre al autor intelectual del hecho, identificado pero aún prófugo.

Fuentes judiciales explicaron que el fallo fue firmado por la Sala III del máximo tribunal penal de la provincia y confirmó las penas para los hermanos Martín y Cristian Lanatta y los también hermanos Víctor y Marcelo Schillaci, quienes el 20 de diciembre de 2012 habían sido condenados en primera instancia por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes.

Con las firmas de los camaristas Ricardo Borinski y Víctor Violini, la Sala III no hizo lugar a los recursos que habían presentado los defensores de los cuatro condenados y, de esta forma, quedó firme la sentencia dictada hace un año. Además, en el mismo fallo los camaristas le pidieron a la Justicia de Garantías de Mercedes que reitere la orden de captura nacional e internacional del prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi, de 36 años.

Coautores. En el debate oral del año pasado las cuatro hombres fueron condenados como coautores del delito de "privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y por la participación de más de dos personas".

Para el TOC 2 de Mercedes, y de acuerdo a lo sostenido por los fiscales Marcela Falabella y Juan Ignacio Bidone, el móvil de los homicidios fue que las víctimas querían entrar al negocio del tráfico de efedrina y los precursores químicos, lo que ponía en riesgo el negocio que por entonces llevaba adelante Martín Lanatta y, principalmente su socio Pérez Corradi, considerado el autor intelectual del triple crimen y actualmente prófugo de la Justicia.

Reunión de trabajo. El hecho se inició el 7 de agosto de 2008 cuando Forza (de 34 años), Ferrón (de 37) y Bina (de 35), quienes estaban ligados a la industria farmacéutica, fueron convocados al hipermercado Wal Mart de Sarandí para participar de "una reunión presumiblemente vinculada con la venta ilegal de efedrina", según la elevación a juicio de la causa. A esa cita habrían sido llamados por Martín Lanatta, quien los esperó junto a la compañía de su hermano Cristian.

Después, se cree, desde el supermercado los hermanos Lanatta y sus víctimas (ya sea bajo su consentimiento o privados de la libertad, lo que no quedó establecido en las audiencias) fueron hasta la casa de Cristian Lanatta, ubicada en la calle Videla de la ciudad de Quilmes.

Los pesquisas sospechan que las tres víctimas fueron asesinadas a balazos en esa casa y luego sus cuerpos guardados en un freezer hasta que finalmente los arrojaron en un zanjón del partido de General Rodríguez, donde fueron encontrados seis días después, el 13 de agosto de 2008, con signos de haber estado maniatados por la espalda con precintos.

Según la autopsia, las víctimas recibieron entre 4 y 8 disparos cada uno, ubicados en todos los casos en la región cefálica y en el tórax. Si bien existen variantes menores en cuanto a la posición del agresor al momento de efectuarse los disparos, este o estos siempre se mantuvieron detrás de los agredidos y a un nivel superior, de lo que se infiere que las víctimas se encontraban o bien sentadas o arrodilladas al recibir los disparos, que se realizaron a más de 50 centímetros de distancia.

Satisfacción y pedido

El fiscal Juan Ignacio Bidone, quien investigó y llevó adelante la acusación en el juicio por el triple crimen, dijo que le "genera una gran satisfacción" que Casación "haya confirmado las condenas y convalidado lo actuado". Y que ahora espera que "algún organismo del Estado ofrezca una recompensa para quienes puedan aportar datos sobre el paradero del prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi", quien figura en la "red note" (nota roja) de Interpol (www.interpol.int).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario